F1 | ABU DHABI | CLASIFICACIÓN

Pole imposible de Verstappen

El neerlandés impide, por primera vez en 2020, que un Mercedes salga desde la primera posición de la parrilla en seco. Bottas y Hamilton tras él. Sainz fue sexto.

Max Verstappen (Red Bull RB16). Abu Dhabi, F1 2020.
HAMAD I MOHAMMED

Si algo se le debe agradecer a Max Verstappen en otra temporada monocolor para la Fórmula 1 es que siempre plantó cara a Mercedes, aunque no tuviera razones para creer. Todo el año por detrás, "algo frustrante", no le minó la moral al talento neerlandés, quizás el más grande de los que aún no han reventado para luchar por un título de esta parrilla. En 17 grandes premios hubo 16 poles de Hamilton o Bottas y una, en mojado, para Stroll con el Mercedes de 2019. El epílogo de Abu Dhabi estaba escrito desde hace tiempo, el paseo militar aún se siente, pero ‘Mad Max’ hizo lo imposible y robó la pole a los campeones con una vuelta genial, por 25 milésimas.

Todo se decidió en el último intento, el penúltimo se lo había adjudicado Hamilton. Pero falló Lewis, que no llega al cien por cien después de pasar una semana en la cama y aislado para recuperarse de la COVID-19. Le superó Bottas, alentado por Toto Wolff, quien le pidió por radio, y esto no es nada habitual, que sacara “absolutamente todo” lo que tuviera. Pero llegó el Red Bull y rompió el cronómetro en la segunda mitad del trazado, cuando se acaban las rectas. Verstappen logra la tercera pole de su carrera (él cuenta una más, México 2019, cuando le sancionaron) y aspira a ganar su segundo gran premio este año. El de Silverstone, en agosto, queda ya lejos. Sólo él podía aguantar la cara ante este repaso de Mercedes y obtener algo a cambio.

Clasificación Abu Dhabi.

La segunda línea, junto a Hamilton, la completa el McLaren de Norris. Los de Woking han jugado una carta que al final siempre resulta beneficiosa a estas alturas de la temporada: estrenaron motor en la segunda carrera de Bahréin con el británico. Frente a mecánicas castigadas, el propulsor a estrenar de Lando fue clave para lograr la cuarta posición, aunque empezará la carrera con goma blanda y eso puede jugar en su contra. Tras él, Albon con el segundo Red Bull a tres décimas de su compañero. Más cerca que nunca, con tres coches entre ellos.

Carlos Sainz saldrá sexto, es un buen puesto de partida porque su neumático es intermedio, la estrategia por la que han optado todos los grandes. Eso debe jugar a su favor en una carrera que no debe ser recordada por sus adelantamientos en la pista: Yas Marina no invita a eso. Agresividad en la primera vuelta para ganar posiciones y un buen paso por boxes serán la clave este domingo para luchar por el top-5 de la carrera, el top-6 del Mundial de pilotos y el top-3, en cuanto a McLaren, del campeonato de constructores.

Fallaron los Renault, fuera en la Q2, y Sergio Pérez arrastra una sanción por estrenar unidad de potencia. Detrás, Fittipaldi, en su segunda clasificación con el Haas, se quedó a una décima de Russell, que casi gana la semana pasada cuando no llevaba el Williams, sino un Mercedes. El coche lo sitúa todo en perspectiva, por eso tiene más mérito lo de Verstappen: ha ganado al mejor monoplaza de la F1 contemporánea.