MOTOGP

Kevin Schwantz: "Mir también estaría delante con las 500"

El texano está encantado de cenar con el mallorquín, porque “sería un honor", y hablaría de “las diferencias de la moto que él pilota y la 500”.

Kevin Schwantz: "Mir también estaría delante con las 500"
AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Interesante cena pendiente la que hay entre dos campeones de la clase reina... Uno que lo fue en 1993 y otro que lo acaba de ser. Y ambos con Suzuki. El veterano es Kevin Schwantz y la nueva estrella es Joan Mir, que aseguró desde el Ricardo Tormo en vísperas de coronarse campeón que le encantaría poder cenar un día con el célebre 34 para preguntarle, entre otras cosas, por sus tiempos, aquellos de las salvajes 500cc. El texano tiene claro que “Mir también estaría delante con las 500”, aunque no sin antes un tiempo de adaptación que estima en dos años. Los pilotos de las dos tiempos siempre han creído que los de las cuatro tiempos lo han tenido más fácil, por una entrega de potencia más dócil y tanta ayuda electrónica, de ahí lo del margen para la adaptación.

AS le trasmitió al Pajarito los de deseos de Mir de compartir un día tranquilamente mesa y mantel con él. Su reacción no pudo ser más positiva: “Por supuesto que me iría a cenar con Joan Mir, sería un honor cenar con el campeón del mundo de MotoGP 2020. Seguro que tendríamos muchos temas buenos sobre los que hablar. Los viejos y los nuevos tiempos, las diferencias de la moto que él pilota con la moto que yo corría”.

La pregunta del millón al mítico #34 estaba clara: “¿Si creo que Joan podría ir rápido con una 500? Como a todo el mundo, creo que le llevaría un poco de tiempo para acostumbrarse, pero ha demostrado sobre su MotoGP que es un piloto realmente rápido. Creo que le cogería el rollo a la 500 bastante más rápido que la mayoría y tras un par de temporadas de adaptación Joan también estaría ahí delante bastante fácil”.

Y a partir de ahí analizó para este diario la figura del nuevo héroe de Suzuki: “Lo que más respeto de Joan y lo que más me gusta de él, es su intensidad. Sabe lo que hay y lo que se puede conseguir. Ha cometido algunos pequeños errores al inicio de la temporada, pero luego ha sumado puntos en cada una de las ocasiones que se le han presentado. La Suzuki ha rendido a un gran nivel y el lado mecánico le ha ayudado al no tener ningún problema técnico que le haya obligado a salir de una carrera sin puntuar y por eso hay que quitarse el sombrero ante Suzuki. Pero insisto, creo que la clave de su intensidad estuvo en la primera carrera en Valencia, cuando siguiendo a su compañero vio dónde Rins era un poco mejor. Ahí Joan realizó cambios y mejoró esos puntos y, cuando Rins cometió un error, se puso delante, apretó los dientes y se escapó. Carrera clave aquella para rematar luego el título domingo pasado”.

A Schwantz le impresionó especialmente la actuación de Mir en la carrera de Valencia 1, la de su única victoria hasta el momento, pero trascendental, en MotoGP: “Es interesante ver a alguien que siendo tan joven tiene esa habilidad para competir. Nos ha demostrado a todos que en el día que tocaba, cuando estaba obligado a jugar su mano, tuvo un gran final y sacó sus mejores cartas”.