F1 | PORTUGAL | LIBRES 1

Sainz se acerca a Red Bull

El madrileño fue sexto en los primeros entrenamientos con un McLaren que cae bien en Portimao, al contrario que Renault. Bottas fue el más rápido.

Carlos Sainz (McLaren MCL35). Portimao, Portugal. F1 2020.
JORGE GUERRERO

Muchas diferencias para tratarse de una vuelta tan corta en la primera sesión de entrenamientos en Portugal. El Autódromo Internacional del Algarve es un desconocido para todos y por eso abundaron coladas y bloqueos en las frenadas. El asfalto agarra poco, en eso coinciden los 20 pilotos. “Esto parece Tokyo Drift”, dijo Carlos Sainz en referencia a la película de la saga ‘A Todo Gas’.

Al menos el madrileño se adaptó bien desde el principio a las circunstancias igual que su McLaren respondió con las piezas nuevas: empieza el fin de semana sexto en la tabla por detrás de los dos Mercedes y los dos Red Bull, sólo se le coló el Ferrari de Leclerc. Además, que el SF1000 esté a esa altura de la clasificación, y a menos de un segundo del W11, es una buena noticia también para Sainz. El nuevo difusor del coche de Maranello debe responder. 

Valtteri Bottas fue el más rápido y aventajó en más de tres décimas a Lewis Hamilton. Fue un libre de mucho rodaje para todos, prácticamente nadie se quedó por debajo de las 30 vueltas. En cualquier caso, no hubo grandes sorpresas por la mañana: Verstappen a siete décimas de los mejores, Leclerc y Albon algo peor y Sainz a un segundo.

Quizás llama la atención la inconsistencia de Racing Point y sobre todo Renault al aterrizar en Portimao, por ahora muy lejos de los tiempos de cabeza. Aunque no hubo intentos con la goma blanda y los proyectos de vuelta rápida deben apreciarse desde la distancia. No hubo banderas rojas en este circuito nuevo para la Fórmula 1 y unos pocos miles de aficionados pudieron disfrutar del entrenamiento en las gradas.