F1 | PORTUGAL

"Los F1 volarían, literalmente, en alguna de esas curvas..."

Vettel tira de "dignidad" para despedirse de Ferrari de la mejor manera posible. El alemán propone Macao, Norsdschleife o Bathurst para la F1.

Vettel, en Nurburgring.
AFP7 vía Europa Press

Sebastian Vettel afronta sus últimos seis grandes premios como piloto de Ferrari. El alemán, de 33 años, marcha 13º en el Mundial con 17 puntos, muy lejos de los 63 de Charles Leclerc. Con todo, espera recuperar sensaciones al volante del SF1000 y resta importancia a la diferencia de rendimiento entre los dos pilotos: "Es independiente de Charles, él está haciendo un gran trabajo y exprime el coche con regularidad. Para mí es diferente, no es un año en el que me esté yendo tan bien y no es una situación sencilla. Pero estoy deseando dar todo lo que tengo hasta el final del año y espero poder llegar a donde sé que puedo estar".

"El coche de este año es difícil de pilotar para los dos, compartimos la opinión porque tanto Charles como yo lo manifestamos en las reuniones. En cualquier caso, respeto el trabajo que se ha hecho en los últimos años y quiero dar mi máximo. No es el año más fácil, tampoco por nuestra situación", justifica 'Seb', que espera "superar obstáculos" y terminar la temporada "con dignidad". "Ferrari siempre ha tenido un lugar especial en mi cabeza y mi corazón, Michael era mi héroe y estaba en el coche rojo. Es una marca especial y he tenido el privilegio de vivir esas emociones con el equipo y los fans, en Italia. Pero todo tiene un final y me apetece el desafío nuevo. Aunque antes de eso, quiero cerrar este capítulo con dignidad", dice el piloto de Heppenheim.

Será su primer GP de Portugal (y el de toda la parrilla, en el circuito de Portimao) "y también la primera vez" que compite en el país, puntualiza Vettel, quien tiene varias propuestas para la Fórmula 1 en caso de que quisieran visitar otro circuito que no recibe al Mundial: "Nordschleife sería el obvio, pero no va a pasar nunca. Aunque Macao estaría genial. Aunque hay muchas grandes pistas en el mundo que la F1 no conoce. Como Bathurst en Australia, un circuito increíble. Nuestros coches volarían literalmente en algunas de sus curvas".

El primero, Nurburgring Nordschleife, es el circuito de montaña original de la región de Eifel que recibió a la F1 durante décadas hasta 1975. El segundo, Macao, es un peligrosísimo circuito urbano en la región administrativa de China donde se organiza una carrera de F3 cada año. El tercero, en Australia, es también un trazado de montaña famoso por su carrera de 12 horas. Aunque Leclerc propone otra pista, "Brands Hatch", que conoce "de la PlayStation".