MOTOGP | GP DE TERUEL

La jerarquía en Suzuki aún no está clara entre Mir y Rins

Joan defiende liderato por vez primera y su compañero Álex, que viene de ganar la carrera anterior, aún tiene opciones al estar a 36 puntos con 100 en juego.

La jerarquía en Suzuki aún no está clara entre Mir y Rins
AFP7 / Europa Press Europa Press

La jerarquía aún no está definida en Suzuki entre Mir y Rins a falta de cuatro grandes premios para el final del campeonato. Eso es una buena noticia para el espectáculo, sin duda, porque las órdenes de equipo afean las carreras, aunque pudiera ser que también fuera un factor positivo para los rivales de Joan en la pelea por el título.

El balear lidera en estos momentos con seis puntos de ventaja sobre Quartararo, 12 sobre Maverick y 15 sobre Dovizioso, pero su compañero de box, Rins, está a 36 de distancia y, con 100 puntos en juego, aún tiene algo que decir, sobre todo si hace más carreras como la última, en la que consiguió la victoria por delante de Álex Márquez y de Rins. Hasta la fecha, Álex ha reconocido públicamente que no tendría inconveniente alguno en ayudar a Joan, pero cuando matemáticamente no tenga opciones, y el nuevo líder de la categoría está de acuerdo en que así sea, al menos de momento...

Preguntado por esa falta de jerarquía en el box azul, Mir deja claro que "aquí la jerarquía se pone con el que va delante en el campeonato. Esto es así". Y Rins, por su parte, dice: "Hablar de jerarquía con 100 puntos en juego es hacerlo muy pronto. Ni Davide (Brivio) ni Suzuki me han pedido que deje pasar a Joan, y lo vería un poco incorrecto a estas alturas del campeonato. Estoy a 36 puntos y todo es posible. Si me quedo sin opciones matemáticas, desde luego que el primero que quiere que gane una Suzuki soy yo, que llevo aquí desde 2017 dejándome la piel para intentar tener una moto competitiva. Y, si no soy yo, qué mejor que sea mi compañero de equipo. Ya se verá. Faltan poquitas carreras con muchos puntos en juego y con la igualdad que está habiendo este año en el campeonato va a estar apretado hasta el final, seguro".

Rins no es dudoso en este sentido. En 2014 ya ayudó en lo que pudo en la última carrera del año, en Valencia, a su compañero Álex Márquez a ganar el título de Moto3 frente a Jack Miller. Le costó decidirse a ayudar, pero acabó haciéndolo, y nada impide pensar que ahora haría lo mismo con Mir si fuera necesario y estuviera en su mano.

Además, la relación entre ambos ha mejorado en los últimos tiempos, a raíz de compartir podio en Montmeló por primera vez, aunque él asegura que se llevan como siempre: "La relación es la misma que antes. Nos respetamos en la pista y fuera de ella. Coincidimos poco, porque cada uno va a la suya. Nos falta tener ese pique en pista que no hemos tenido todavía. Lo que se ve por las cámaras es que estamos más juntos, en el podio y nos felicitamos, pero detrás de las cámaras somos iguales. No es que nos pongan una cámara delante y cambiemos".