MOTOGP | GP DE ARAGÓN

Poker español en Aragón con Rins, Álex, Mir y Maverick

El de Suzuki remonta 9 plazas y se convierte en el octavo ganador diferente del año. Su compañero aprovecha la debacle de Quartararo y se pone líder.

¡Poker español en MotoGP! Así, como suena. Y con Márquez en casa por lesión. Y con Lorenzo y Pedrosa ya retirados. Sin embargo, la nueva generación, a la espera de que Marc reaparezca, no decepciona, ni falla, como demuestra que Álex Rins, Álex Márquez, Joan Mir y Maverick Viñales hayan copado en el GP de Aragón por tercera vez en la historia para el motociclismo español las cuatro primeras posiciones de la clase reina. Y con premio extra, porque Mir ha sabido aprovechar la debacle de Quartararo, que pasó de la pole inicial al decimoctavo en la carrera. El francés tuvo problemas de neumático delantero, según explicó al llegar al box, y ahora ve cómo es el mallorquín el que le saca a él seis puntos de ventaja con 100 puntos en juego.

La carrera fue preciosa, especialmente por la enorme remontada de los dos Álex. Ambos ganaron las mismas posiciones hasta el podio, nueve cada uno. El de Suzuki lo hizo partiendo décimo y el de Honda undécimo, jugándose la victoria sólo entre ellos en el tramo final, porque Mir, que partía sexto, perdió fuelle al final y estuvo más atento en el último giro de que no le cogiera Maverick que de dar caza al dúo de cabeza. Eso sí, para el recuerdo dejó una pasada doble a Morbidelli y Quartararo entre la penúltima y la última curva de las que no se olvidan...

Ese punto de la curva 16 y 17 ha sido en el que el hermano de Marc ha firmado la mayoría de sus adelantamientos y cómo serían de bonitos que el ocho veces campeón ha puesto un mensaje en sus redes sociales diciendo "Hola a todos, soy el hermano de Álex Márquez". La alegría pudo ser mayor para ellos, porque por momentos se veía que tenía algo más a rueda de Rins para superarle. Sin embargo, un susto en su parte favorita del circuito, a tres vueltas del final, le hizo perder la rueda y ya no pudo intentar la pasada a en las dos vueltas que quedaban. Aún así, fantástico segundo podio consecutivo para el novato, el primero en seco, para seguir tapando las bocas de aquellos que criticaban su fichaje por el Repsol Honda, como si no contara que fuera bicampeón del mundo.

Fue Rins el que cruzó la meta primero, con un margen de 0.263 sobre su antiguo compañero de box en el Mundial de Moto3 y en el CEV, cuando eran pilotos del Estrella Galicia. Qué lástima que se equipo vaya a echar el cierre cuando acabe este curso, porque queda claro que sabía forjar campeones. Volviendo a Rins, comenzó a consolidar su victoria con una gran salida. Partiendo décimo, se abrió por el lado derecho sin meterse con nadie para colocarse en la quinta plaza y, antes de que acabara la primera vuelta ya era cuarto. Luego se deshizo de Morbidelli, Quartararo y Maverick en la última curva para coger el liderato en la octava vuelta y no perderlo más. Él es el octavo ganador diferente en diez carreras y el que lidera este poker español que sólo se había dado antes en Aragón 17 y Japón 13.

Nakagami, Morbidelli, Dovizioso, Crutchlow, Miller y Zarco cerraron las diez primeras plazas. Más atrás, Pol 12º, Aleix 13º, Lecuona 14º y Rabat 20º. Todos ellos tendrán oportunidad de revancha en sólo una semana, de nuevo en Alcañiz, donde siempre gana un piloto español desde 2012, y esta vez sin necesidad de que sea Marc Márquez el que gane. ¡Qué lujazo!