F1 I CHRISTIAN HORNER

"La salida de Honda es una gran vergüenza para la F1"

Christian Horner afirma que la decisión del fabricante nipón debe ser considerada por los responsables del Mundial como un toque de atención.

"La salida de Honda es una gran vergüenza para la F1"
Mark Thompson Getty Images

31 de diciembre. Esta es la fecha límite que se ha puesto Red Bull para alcanzar un acuerdo con Mercedes, Ferrari o Renault e integrar, a partir de 2022, su unidad de potencia en el chasis del monoplaza enérgetico una vez conocida la decisión de Honda de poner a finales del próximo año punto y final a su cuarta andadura en el Mundial de Fórmula 1.

Preguntado por esta resolución que compromete el futuro a corto plazo de la escudería de Milton Keynes en el 'Gran Circo', Christian Horner califica en 'Channel 4' como "una gran vergüenza y decepción para el campeonato" que un fabricante tan importante como el japonés tenga que abandonar la competición porque los costes de la tecnología híbrida son mayúsculos.

"Es una gran vergüenza y obviamente decepcionante. Es decepcionante para nosotros y decepcionante para la Fórmula 1 perder a un fabricante como Honda. Se han esforzado mucho. Pero todavía nos queda casi un año y medio como socios y están absolutamente comprometidos con terminar la relación con una nota alta. La pasión de los ingenieros japoneses... Hemos tenido ingenieros llorando, disculpándose por irse. La Fórmula 1 es enormemente cara. Creo que es una gran llamada de atención para la Fórmula 1 que un fabricante como Honda se retire. Tienes que mirar esas regulaciones, tienes que tener los costes bajo control. Ahora estamos en una situación en la que sólo hay tres proveedores de motores, lo cual será la primera vez desde la década de 1970 o antes. Es un gran problema y creo que es un tema que debe ser abordado por la FIA. Y asegurar que un equipo como Red Bull, que tiene grandes aspiraciones, pueda tener una unidad de potencia competitiva", afirma Horner.

Cabe destacar que en el GP de Efiel 2020, la plana mayor de Red Bull se reunió con Cyril Abiteboul, jefe de Renault F1, y Luca de Meo, CEO de la compañía francesa, así como se han repartido varios halagos en las últimas semanas que invitan a pensar que las relaciones entre ambas marcas no están tan rotas después de su crispada ruptura en 2018.