TRIAL

Bou: "Es fácil que pasen cosas, Márquez es un claro ejemplo"

El rey del trial habla con AS después de ganar su último título de TrialGP en Italia, uno especial que le deja "muy orgulloso" porque "ha sido un año muy diferente".

Ni en un año tan atípico como este han conseguido bajarle de la cima de la montaña que lleva ocupando 14 años seguidos. Toni Bou (33 años, Piera) es el rey del trial y no se cansa de ganar. AS habla con él tras hacerlo de nuevo este pasado fin de semana en TrialGP, el Mundial al aire libre, y certificar así la consecución de su 28º título de campeón del mundo.

—Está siendo un 2020 muy extraño, pero por fin hay un poco de normalidad. Toni Bou sigue ganando sus dos títulos como cada año…

(Ríe) La verdad es que ha sido muy raro. Se hizo esperar mucho el volver a la normalidad de competir para desconectar un poco, porque la situación es muy mala y no gusta a nadie lo que estamos viviendo este año. Así que estoy muy contento de cómo han ido las cosas en un campeonato muy extraño evidentemente, muy corto, sin saber si podríamos ir a la siguiente carrera con el ascenso de casos de COVID, hasta que no viajabas allí no lo veías seguro.

—¿Cómo se siente con 28 títulos de campeón del mundo en su vitrina?

—Muy contento y orgulloso, siempre digo que es mucho más de lo que hubiera imaginado, las cosas han salido muy bien. Deportivamente, ha sido un año muy positivo y ganar ganando las dos últimas carreras siempre es mucho mejor. También muy agradecido al equipo y orgulloso de la historia que estamos escribiendo, toca disfrutar el momento.

—Muchos dirán lo de siempre, qué fácil lo tiene Bou, pero además de ser el mejor, hay que tener constancia, estar ahí, superar lesiones… Por ejemplo, para evitar lo que le ha pasado a Márquez en MotoGP. Eso también hay que valorarlo, ¿no?

—Sí, es muy fácil que pasen cosas, sobre todo porque todos los deportes cada vez están más al límite y puede haber averías mecánicas, problemas, lesiones… Lo de Marc es un claro ejemplo, como dices, de que puede pasar. Era el mejor claramente y se le va a escapar el título por la lesión, pero es algo que está ahí y que por mucho que quieras controlar las carreras al final son cosas que pueden pasar.

—Pero a usted no le ha pasado. Hace dos años, por ejemplo, tuvo una grave lesión en la espalda y aun así siguió ganando. ¿Cómo mantiene ese nivel?

—Es muy difícil… Creo que la motivación es algo que me sale de dentro, que es innata: las ganas de seguir mejorando, la pasión por este deporte y el trabajar al cien por cien para llegar a tope a la temporada. Cuando haces una pretemporada muy buena, si llegas a tope, aunque te lesiones, tienes más números para poder superarlo con técnica, con la posibilidad de perderte alguna carrera porque has hecho buenos resultados… Eso hace que seas un piloto muy completo y que seas siempre competitivo durante tantos años.

—Además, este año Raga le ha apretado ganando dos pruebas, se hizo daño en Francia…

—Nunca es fácil. Teniendo a rivales tan regulares como Adam que siempre ponen las cosas difíciles, te hacen luchar hasta la última zona y eso hace que, tanto el uno como el otro, nos hayamos hecho mejores pilotos porque tienes que estar atento, no cometer errores, ir al límite.

"Llevo 28 títulos, y aunque ganes 28 veces no se convierte en una rutina"

—¿El cambio de formato en TrialGP ha ayudado a que haya sido un campeonato más disputado?

—Sí, eso está claro. Todos teníamos mucha presión, además, estar cuatro meses sin competir hace que nadie llegue con el ritmo que toca y que cueste mucho marcar diferencias. En mi caso, desde el Mundial Indoor no competíamos en ninguna carrera y en un mes y medio tienes que hacer ocho, en fines de semana dobles, seis horas cada día… Ha sido un año duro, diferente y estoy muy contento de haber ganado porque desde Francia con esa incógnita y la presión, la verdad es que no tuvimos nuestro mejor pilotaje. Cometí errores en carreras que gané, pero no acabé contento con mi pilotaje, y en esta última carrera de Italia me dejé ir y fuimos muy competitivos desde el primer minuto y pudimos lograr las dos victorias.

—¿Le gustaría mantener este nuevo formato de dos carreras por fin de semana?

—Me gustaría sí, porque son más carreras, más puntos, más oportunidades de fallar y creo que también se aprovecharía más el fin de semana de cara al público porque te ven entrenar el viernes y competir dos días. Eso me gusta y creo que, dependiendo del organizador, van a intentar hacer carreras dobles el año que viene.

—¿Cree que sus rivales le han dado por imposible, si no lo han hecho antes, al ganar en un año tan diferente o al contrario, tienen esperanzas de poder ganarle porque se le ha visto vulnerable algunas veces?

—Al final los rivales siempre tienen el objetivo más claro y cuando pierdes una carrera y muestras debilidad están ahí. Al aire libre, solo ha habido un año en el que he ganado todas las carreras, el anterior, y fue increíble, el mejor de mi carrera, y este año sí que hemos cometido más errores. He hecho carreras muy buenas, pero hemos sido un poco más irregulares y nos ha costado un poco más también por el tema del brazo y porque nos faltaba ritmo. Este fin de semana sí que hemos estado a un nivel muy bueno, como el del año pasado, y acabar así me deja un buen sabor de boca. Pero está claro que el deber de los rivales es buscar las debilidades de los demás y atacar, como ha hecho Raga, que nos ha ganado dos de las ocho carreras.

—De todas formas, usted sigue siendo su mayor rival, mantiene una lucha constante consigo mismo.

—Al principio de cada año sólo te vale repetir lo que has conseguido y, aunque estés físicamente muy bien, es muy difícil estar siempre mentalmente a tope. La cabeza es lo que manda, lo que te hace dar el cien por cien y lo que cuesta más trabajar.

—Después de hacerlo durante 14 años seguidos, ¿ganar se ha vuelto una rutina? ¿Valora de la misma forma cada título?

—Evidentemente, hay títulos más especiales que otros, y este lo es porque físicamente nos ha costado, porque hemos fallado un poco más de lo que tocaba y acabar con victorias significa que hemos encontrado el camino con la moto y que el equipo me ha dado lo que necesitaba. Cuando haces bien tu trabajo y lo acabas consiguiendo, te llena más. He tenido la gran suerte de ganar 28 Mundiales, y aunque ganes 28 veces no se convierte en una rutina, pero sí que hay momentos en los que hueles que ves que puede pasar y te adaptas a la situación.

"¿30 títulos? Solo pensar que puedo alcanzar ese número es increíble?"

—¿Se acostumbra uno a ganar?

—No, porque soy muy competitivo y lucho en todo, no solo en lo que me dedico. En el confinamiento jugaba a cualquier juego con mi pareja y si no ganaba, no estaba contento. Es una cosa que me sale de dentro, un carácter competitivo y me encanta competir a todo y lucho, no solo por ganar, sino por ser competitivo en todo lo que hago.

—Este sábado cumple 34 años, y aún no se ve el final de su trayectoria.

—Bueno, Adam, que me ha ganados dos veces, tiene 38... Está claro que eso lo hemos cambiado nosotros porque Jordi Tarrés se retiró con 30, Marc Colomer con 29, Lampkin ya con 35… Ahora está Fujinami con 40, que está viendo si sigue un año más, pero 40 ya es una edad increíble. Y también ha pasado en MotoGP, que ahí sigue Rossi con 41. Cada vez se va alargando más. En mi caso, creo que es un tema de no sufrir lesiones, de estar bien, de ser competitivo, de disfrutar de lo que hago y, de momento, lo disfruto y mucho. Me gustaría continuar y conseguir lo máximo posible en mi carrera.

—¿Así que todavía no se lo ha planteado?

—Te pasa por la cabeza porque son 34 años, pero disfruto mucho con lo que hago y tengo un equipo que me apoya al cien por cien, y mientras esté así me gustaría continuar lo máximo con ellos.

—El próximo año llega el objetivo de los 30 títulos. Sería una buena noticia para usted lograrlo, y para todos que viniera al AS a celebrarlo porque eso ya supondría que hay una cierta normalidad.

—Es verdad… La situación es horrible y también, como dices, el 30 es un número que llegar a pensar que lo puedes alcanzar ya es increíble porque quiere decir que has hecho las cosas muy bien y hemos llegado hasta el 28. Y veremos si el año que viene todo es normal. Hay que ver si se podrá competir en los dos campeonatos porque en el Indoor, al ser en recintos cerrados, es más complicado, pero ojalá vayan bien las cosas, podamos ir al AS y vuelva la normalidad, porque lo que estamos viviendo es todo un desastre.

—De momento toca celebrar lo logrado este año.

—Está claro, a celebrarlo y disfrutarlo, hay que mirar las cosas por el lado positivo y siempre lo hago. Ahora tendremos un parón de tres o cuatro meses que nunca habíamos tenido, y mientras entrenaremos, mejoraremos la moto y disfrutaremos de lo conseguido.

—Muchas gracias y, por supuesto, enhorabuena.

—Gracias a vosotros. Cuidaros.