MOTOGP | GP DE AUSTRIA

Lorenzo: "No sé si KTM volverá a ganar sin condiciones especiales"

Sobre Pol: “Se ha tenido que tragar el trabajo sucio y, cuando la cosa empieza a funcionar, se va a una moto que sólo ha podido llevar a la victoria Márquez”.

Lorenzo: "No sé si KTM volverá a ganar sin condiciones especiales"
JOE KLAMAR AFP

Hablar con Jorge Lorenzo en las últimas semanas es hacerlo sin tocar el tema de su futuro, de su posible regreso a la competición de la mano de Ducati, en la que militó en 2017 y 2018 con tres victorias en su haber. Sin embargo, su ojo clínico es de lo más interesante para entender lo que pasa en la actualidad en MotoGP. Contrariamente a la tendencia general, no se deja llevar por la euforia que ha generado la victoria de KTM en Brno y explica el triunfo de Binder a través de las condiciones especiales que allí se vivieron. De hecho, duda que vuelva a ganar una moto naranja este año sin no sucede algo extraño.

“Está claro que la KTM va mejor que el año pasado y que han dado un paso importante, lo único que la carrera del otro día fue muy especial, en el sentido de que el asfalto de Brno, por lo que se veía por la tele, ofrecía muy poco grip. Estaba muy bacheado. Era un asfalto muy antiguo y para muchas motos y algunos pilotajes en particular degradaba mucho la goma delantera. Y cuando tienes 'graning' en la goma delantera, o mucho desgaste, puedes rodar hasta dos segundos más lento, que es lo que le pasó a Quartararo. En condiciones normales, Quartararo hubiera podido aguantar hasta el final delante, pero así sólo pudo salvar los muebles con el séptimo. Y no creo que eso ocurra en otras carreras. No creo que Quartararo vuelva a terminar tan atrás como el otro día. Y lo mismo pasa con Maverick y con algún otro piloto”, empieza diciendo el pentacampeón.

Y añade el balear: “Las KTM en esas circunstancias ofrecían un poco más de grip que las demás motos y tanto Binder como Pol eran muy competitivos por esa razón. En otras condiciones, estarán mejor que el año pasado, pero no sé si hasta el punto de volver a ganar este año. Podría ser que en un circuito favorable para ellos le ofreciese esa posibilidad, pero está por ver que eso suceda”.

Lorenzo sabe bien lo que es cambiar de equipo y arrepentirse. Le fue peor cuando pasó de Yamaha a Ducati y muchísimo peor cuando llegó a Honda procedente de la fábrica italiana. Ahora Pol Espargaró es uno de los que cambiará de aires al acabar la temporada 2020, dejando KTM para ir al Repso Honda, donde él vivió un calvario la temporada pasada. Al preguntarle si Pol ha podido empezar a arrepentirse de su decisión ahora que KTM ya es capaz de ganar carreras, el #99 dice: “Seguramente, aunque lo esté pensando, lo negará, porque su futuro equipo es el Honda Repsol, pero no sé lo que estará pensando en la intimidad. La verdad es que esta situación le haría pensar a más de uno. Pol se ha tenido que tragar el trabajo duro o el trabajo sucio, como dijo el otro día un responsable de KTM, y cuando la cosa empieza a funcionar se va a una moto que parece ser que hasta ahora sólo la ha podido llevar a la victoria Márquez”.

Él fue víctima de la RC213V, de la que piensa que “es una moto complicada, sobre todo de delante. Hay pilotos que no necesitan sentir tanto la rueda delantera y otros para los que es fundamental. En mi caso siempre ha sido muy importante tener estabilidad delante y yo sufría más que otros pilotos esa moto. De momento, Márquez es el único capaz de ganar con ella. En mi opinión, desde fuera parecía más fácil de llevar para todos en la época de Stoner y Pedrosa, porque había otros pilotos que más o menos iban bien con ella, como Simoncelli, Bautista o alguno más y parece ser que, desde que Márquez llegó, ha ganado seis años de siete, pero parece que la moto se ha vuelto muy extremista porque han tirado mucho por la dirección de Márquez y él tiene un estilo de pilotaje muy particular. Eso seguramente afecta negativamente a los pilotos menos particulares”.