AUTOMOVILISMO

Alonso y el reto de la 'Triple Corona' antes de volver a la F1

El asturiano competirá el 23 de agosto en Indianápolis con el objetivo de ganar las 500 Millas en su último servicio a McLaren y regresar a su deporte.

Alonso y el reto de la Triple Corona antes de volver a la F1
Twitter

La pregunta provocó la risa al otro lado del telefono. "Jaja, no, no hay más locura previstas para este año". Sólo intentar la hazaña de ganar las 500 Millas de Indianápolis, una carrera en la que los pilotos rozan los muros a cuatrocientos kilómetros por hora, un remedio para el aburrimiento. Fernando Alonso tiene un reto que cumplir antes de regresar a la Fórmula 1 el próximo año con Renault, completar la Triple Corona, después de vencer el Gran Premio de Mónaco con dos equipos diferentes en 2006 (Renault) y 2007 (McLaren Mercedes) y llevarse la victoria en las dos últimas ediciones de las 24 Horas de Le Mans (Toyota).

El coche, con el número 66 es blanco y verde, llevará el mismo patrocinador con el que ganó en 2017 Takuma Sato esa carrera. Aquel año, Alonso no logró la victoria en su primera participación por poco. Líderó durante muchas vueltas la prueba y tenía controlada la situación cuando el motor Honda se cansó y le dejó tirado. Aquel día, terminó entre aplausos de la prensa estadounidense en la sala de prensa, el regreso de la emoción perdida en la Fórmula 1, y la promesa de volver. Y lo hizo el pasado año, con un McLaren a medio construir con el que no se clasificó para la carrera.

Este año, las cosas prometen ser diferentes, dentro de un equipo Arrow SP McLaren, heredero del Schmidt Peterson Motorsport, de lo mejor de mitad de tabla con siete triunfos, 28 podios e incluso una pole en las 500 Millas de 2016. Digamos que competirá con una especie de Racing Point o Renault. Y llevará un motor Chervrolet integrado en un chasis Dallara, que es el mismo para todos,

A partir de ahora, Alonso se centra en esta carrera, algo que ya venía haciendo en su preparación física para llegar perfecto al 23 de agosto. Antes, tendrá que ir a Charlotte a probar el simulador, algo para lo que aún no hay fecha, y participar en los test del 11 al 15 de agosto. Precisamente el sábado 15 será también la primera sesión clasificatoria y un día después, la jornada que dejará claras las posiciones finales de partida. El viernes 21 habrá una nueva jornada de test previa a una carrera con un aforo, en principio, la mitad de lo que era habitual. Ganar en Indianápolis sería la mejor manera de volver a casa.