FÓRMULA 1

F1 2020: ¿por qué se corre dos veces en Austria?

La cita en el Red Bull Ring es la única doble en este inicio de temporada europea junto a la de Silverstone. Repasamos los motivos que llevaron a esa elección.

Circuito de Red Bull Ring en Austria.
Mathias Kniepeiss Getty Images

Ocho carreras y todas en Europa. A falta de poder ver si se puede correr alguna más en América, Asia o incluso seguir en suelo europeo, y del final previsto en Oriente Medio, esas son por ahora las únicas citas confirmadas del calendario 2020 de Fórmula 1. Ocho pruebas que, sin embargo, se correrán en seis circuitos porque se repiten dos: Red Bull Ring y Silverstone. Habrá quien se pregunte el motivo de doblar esos dos escenarios. El de la cita inglesa es claro por la cercanía de la mayoría de factorías de los equipos, pero ¿y el de Austria?

Después de todas las cancelaciones y retrasos que se vieron obligados a anunciar a causa de la rápida expansión del coronavirus por todo el mundo, FIA, Fórmula 1 y equipos buscaban un lugar seguro en el que poder asegurar el comienzo de la temporada una vez pudiera retomarse la acción. Encontraron la opción perfecta en el circuito de Spielberg por su entorno, por estar en un país de los menos afectados por la pandemia y por el interés y el esfuerzo de Red Bull, sus propietarios como el mismo nombre indica.

Por todo eso, Ross Brawn, el director del Mundial, explicaba hace dos meses que el Red Bull Ring "se ajusta muy bien" al escenario que requerían para comenzar la competición: "Tiene un aeropuerto local justo al lado, no está demasiado cerca de una gran ciudad y tiene una gran infraestructura a su alrededor. Podemos mantener a todos dentro de ese entorno y una vez que estemos allí es atractivo tener otra carrera". Un entorno seguro que había que aprovechar con dos carreras para comenzar la F1 2020 con el impulso que necesitaba.