FÓRMULA 1

Red Bull también calienta

La escudería energética es la última de las grandes en regresar a la pista. Lo hace en un 'filming day' en Silverstone con Albon al volante del RB16 de 2020.

Albon con el RB16 en Silverstone.

Sus dos rivales directos ya habían vuelto a pisar el asfalto. Primero lo hizo Mercedes, hace dos semanas con dos días de test en Silverstone con el coche de 2018, y luego Ferrari, a comienzos de esta semana en una jornada en Mugello también con el monoplaza de hace dos años. Red Bull no iba a ser menos que ellos, no iba a permitir llegar al primer doblete de carreras, encima en su casa, sin haber hecho más kilómetros que los de los test de Barcelona, así que pasaron el miércoles en el circuito de Silverstone para preparar el inicio de Austria.

Y a diferencia de Mercedes y Ferrari, los de la escudería energética se pusieron de nuevo en marcha con el RB16, su máquina de esta temporada. Lo hicieron durante los 100 kilómetros que se permiten en un 'filming day', la única modalidad posible para ellos porque el cambio al motor Honda del año pasado hacía imposible que pudiesen hacer un test similar al de sus competidores con un coche de motor Renault. El encargado de pilotarlo no fue Verstappen, como se pudiera pensar, sino Alex Albon.

Mientras el tailandés se mostraba feliz en las redes sociales por volver a conducir un Fórmula 1, su compañero holandés tenía que conformarse con seguirlo de lejos. Seguramente el equipo habría preferido sentar a Max al volante, pero el neerlandés vive en Mónaco y no quería tener que pasar por la cuarentena que obliga a hacer el gobierno británico a todos los visitantes extranjeros como medida para frenar el coronavirus. Así que Verstappen será el único piloto de los equipos grandes que llegue al Red Bull Ring sin probarse antes. ¿Un problema?

Kvyat con el Alpha Tauri en Ímola.

Alpha Tauri volvió antes en Ímola

Red Bull no fue el primer equipo de la marca de bebidas energéticas en regresar a la actividad, un día antes lo hizo Alpha Tauri en el circuito de Ímola, con sus dos pilotos… y con dos coches. Porque antes de volver a subirse al AT01 que estrenaron en Barcelona para hacer el pertinente filming day, Kvyat y Gasly pudieron dar unas vueltas con el STR13 de 2018 (el primero de su asociación con Honda) y tener así una jornada de preparación todavía más completa de cara a la verdadera acción que comenzará la próxima semana.