FÓRMULA 1

Red Bull acusa a Renault de usar un motor ilegal en Austria

Helmut Marko afirma que los franceses equiparon en el RS18 la unidad de potencia de esta temporada, algo prohibido por el artículo 10.2 de la FIA.

Red Bull acusa a Renault de hacer trampas en Austria
@RenaultF1Team

Diez días. Este es el lapso que resta para que el semáforo del pit lane del Red Bull Ring se ponga verde y comience, cuatro meses después, el Mundial de Fórmula 1 2020. Una prueba en la villa de Spielberg que ya tiene su primera polémica entre dos viejos amigos del paddock del 'Gran Circo': Red Bull y Renault.

¿Cuál es el origen de esta nueva controversia entre austriacos y franceses? Los 1.116 kilómetros que acumularon Daniel Ricciardo y Esteban Ocon al volante del RS18 en el test privado que la escudería de Enstone organizó la semana pasada en el estado de Estiria para preparar el inicio de la temporada.

"Usaron un coche de hace dos años pero con motores nuevos. Me sorprendió su fiabilidad, pero estoy más interesado en saber si Renault realmente necesitaba alquilar el Red Bull Ring para su test", asegura Helmut Marko en la agencia de noticias 'GMM'.

Cabe recordar que la normativa técnica es muy estricta en este apartado, tras prohibir en 2009 las maratorianas jornadas de trabajo que los equipos, especialmente Ferrari en Fiorano, organizaban más allá de la competición para impulsar el desarrollo de sus monoplazas.

El coche de la temporada actual sólo puede rodar un máximo de 100 kilómetros dos veces fuera de los trazados oficiales del calendario para filmar contenido promocional, así como en los dos entrenamientos privados de la marca del rombo al oeste de la ciudad de Graz siempre estuvo presente un emisario de la FIA para garantizar el cumplimiento del artículo 10.2, algo que quizá Marko ha obviado en su acusación y seguramente sea usado por Renault para defender su inocencia.