MOTOGP | LORENZO

"Si me llaman estaría dispuesto a volver para ganar el Mundial"

El mallorquín asegura que "está disfrutando de la vida" pero no descarta un posible regreso a MotoGP si recibe una oferta con la que aspire al título.

Lorenzo: "Estaría dispuesto a volver para ganar el Mundial"
JAVIER SORIANO

Schwantz, Spencer, Biaggi… Son muchos los campeones que colgaron el casco para reaparecer en pista tras su adiós y Jorge Lorenzo podría ser el siguiente. Después de anunciar su retirada durante el pasado GP de Valencia, el balear comunicó su vuelta a Yamaha bajo el papel de piloto probador y ahora, pese a que está "disfrutando mucho de la vida", no descarta dar un paso más y volver a la competición. El pentacampeón, en una entrevista con MotoGP, ha reconocido que también hecha de menos competir y si llegase una llamada que le ofreciese la oportunidad de volver a pelear por un campeonato, "por supuesto que la cogería".

"Es cierto que nadie ha cogido el teléfono y me ha llamado", reconoce Jorge, pero se permite imaginar qué pasaría si llegase ese momento: "Si esto no ocurriera yo estaría feliz igualmente, pero si ocurre por supuesto que les escucharé, si veo esta posibilidad muy clara de que puedo ganar el campeonato. Por el momento estoy muy bien y no creo que esto vaya a ocurrir". El balear no descarta nada, mucho menos el seguir ampliando su palmarés, pero a la vez afirma que "mentalmente no parece que necesite regresar o que tenga esa ansiedad de volver a correr y sentir otra vez esa presión".

Su nuevo papel en Yamaha le permite deshacerse de todo el peso que le acompañó, sobre todo en su última temporada, y destaca su función actual: "Ahora tengo un rol totalmente distinto, mi objetivo ahora es que algún piloto gane el título y antes mi prioridad siempre fue ganar el Mundial". Ese objetivo lo logró con una M1 que "no ha cambiado mucho en estos cuatro años", lo que considera "positivo en un sentido y negativo en otro": "Positivo porque era una gran moto cuando estaba luchando por el título y me fui, pero por el otro es malo porque en cuatro años no ha cambiado mucho".

¿La evolución que más destaca tras este tiempo en su ausencia? El frenado: "La moto es un poco más juguetona y menos rígida, creo que es algo bueno". Y respecto a lo demás, el balear seguirá cumpliendo con su trabajo actual como ya hizo durante los test de pretemporada: "Me fijé en Maverick rodando conmigo en las mismas curvas. La moto nueva tenía algunos problemas para pararla y les dije lo que había visto. Durante el último día y medio, después de mi comentario, mejoraron un poco en esa área y en Qatar les fue mucho mejor". Sigue conociendo la M1 y quizás, esa es la oferta que necesita…