F1 I BRUNO GIACOMELLI

"Verstappen habría muerto tres o cuatro veces en los años 80"

Bruno Giacomelli asegura que los actuales pilotos ya no sienten miedo cuando conducen un monoplaza porque son muy seguros.

"Verstappen habría muerto tres o cuatro veces en los años 80"
Sutton Images Jerry Andre

Uno de los debates que suele generar más controversia en cualquier campeonato es el de quién ha sido el mejor piloto de la historia. Y el Mundial de Fórmula 1 no iba a ser la excepción verifica la prueba.

En la actualidad, Michael Schumacher sigue siendo el piloto más laureado en la historia del 'Gran Circo' con siete títulos (1994, 1995, 2000, 2001, 2002, 2003 y 2004), si bien el año pasado Lewis Hamilton escaló, gracias a sus recientes éxitos en Mercedes (2008, 2014, 2015, 2017, 2018 y 2019), hasta la segunda posición en esta particular clasificación, reemplazando al último cajón del podio a Juan Manuel Fangio (1951, 1954, 1955, 1956 y 1957).

Precisamente, los logros de Fangio y Hamilton han sido usados como ejemplo por Bruno Giacomelli en 'Motorsport' para resaltar la seguridad que, a día de hoy, poseen los monoplazas: "Si miramos los resultados, Schumacher ha ganado siete mundiales. Fangio ha ganado cinco, pero los ha ganado con coches diferentes y en una época en la que la gente moría ¿me entiendes? ¿Sabes lo que quiere decir morir? Quiere decir que Verstappen, si hubiese pilotado los coches de los 80 que piloté yo, habría muerto al menos tres o cuatro veces. Hoy en día los pilotos ya no tienen miedo en un coche de de Fórmula 1, porque son muy seguros", añade.

Giacomelli, que disputó un total de 69 carreras con McLaren. Alfa Romeo y Toleman, asegura que llegó a sentir miedo durante los pocos segundos que duraba un accidente: "Tener miedo de sentarme y pilotar un coche de carreras no he tenido. Siempre he pensado, como todos los pilotos, en tener el control de la situación. Por ejemplo, mis curvas preferidas son las más rápidas, son las que más me gustan y las más peligrosas, también las que te dan más satisfacción, al menos a mí. Miedo me ha dado al tener un incidente, en los pocos segundos que dura, cuando eres consciente, lo primero que piensas y dices es 'no me quiero hacer daño'. ¿Qué haces? Te aferras al volante, buscas hacerte lo más rígido que puedes y esperas el golpe. Ese es el momento de miedo. Ahora da igual"