FÓRMULA 1

"La única vez que he pegado a un piloto fue a Alguersuari"

Barrichello narra el "único día" que perdió los papeles en la Fórmula 1, cuando se enfrentó con el español después de un incidente en el GP de Canadá de 2010.

Rubens Barrichello.

Rubens Barrichello es el piloto con más grandes premios en toda la historia de la Fórmula 1. El brasileño, con 322 participaciones entre 1993 y 2011, tiene ahora 47 años. Ganó once carreras, subió 68 veces al podio y logró ser subcampeón en 2002 y 2004 por detrás de Michael Schumacher. Es una referencia, ídolo en Brasil y uno de los mejores escuderos de siempre en el deporte de motor. Además, no era uno de los integrantes que solía perder los papeles, aunque ahora reconoce en una entrevista por Instagram con Motorsport que una vez, sólo una, se le fue de las manos: "Al único que he pegado es a Alguersuari".

Se refiere al GP de Canadá de 2010, cuando él estaba en Williams y el piloto español competía para Toro Rosso. "Siempre he sido una persona que si tenía un problema intentaba resolverlo, y también en la vida. La única vez que me volví loco fue en Montreal 2010. Estaba recuperando posiciones e iba fuerte. En la curva 5 se va a fondo, muy rápido, Hay una secuencia izquierda-derecha y llegas a una recta. La pista se estaba secando, entré en la curva y Alguersuari no me vio. Intentó cerrar la puerta cuando vio que le estaba adelantando pero era demasiado tarde", narra. Con el impacto entre ambos se le rompieron los conductos que refrigeran los frenos, fundamentales en una pista como la de Canadá.

Jaime Alguersuari.

"Me pasé la carrera pensando que el chico había arruinado mi carrera y quería saber si Charlie Whiting lo había visto porque debía ser penalizado. Nadie parecía haberse dado cuenta y cuando terminó la carrera, dejé el coche y fui directo al garaje de Toro Rosso. Fue la única vez que hice algo así", ilustra el brasileño, que después perdió los papeles: "Le dije a Alguersuari: ¿no me has visto? Y me dijo que no, que no me había visto. Entonces le dije que ahora sí que me iba a ver, y en ese momento empecé a golpear su casco. Llegó uno de sus mecánicos, uno bajito, intentando pararme, y le dije que llamase a alguno más grande porque lo iba a necesitar. Estaba fuera de mí, por primera y única vez. Hoy ese mecánico todavía se ríe de aquello. Seguí golpeando al casco de Alguersuari y luego me fui. Estaba furioso". Mal ejemplo.

Alguersuari, de 30 años, fue piloto de Toro Rosso entre 2009 y 2011 y participó en 46 carreras de Fórmula 1. Sumó 31 puntos, acabó dos veces séptimo como mejor resultado y llegó a lograr un meritorio sexto en la parrilla de Spa-Francorchamps. Aquel coche-B de Red Bull estaba lejos de las plazas delanteras, al contrario que en años anteriores, y el catalán, destacado en las categorías de monoplazas anteriores, no tuvo medios para despuntar. Después trabajó como piloto de test con Pirelli y compitió en la primera temporada de Fórmula E, aunque un desmayo en el ePrix de Rusia, en junio de 2015, le alejó de los circuitos. Meses después anunció, desencantado, su retirada del mundo del motor.