MOTOGP

Yamaha eleva el tono en su desafío contra Honda y Márquez

"Es hora de ver más campeonatos ganados por Yamaha", asegura un Lin Jarvis que confirma que Rossi deberá tomar pronto una decisión sobre su futuro.

Yamaha eleva el tono en su desafío contra Honda y Márquez
STRINGER REUTERS

Fueron los grandes agitadores del mercado de pilotos, antes incluso de comenzar la pretemporada del Mundial de MotoGP 2020 en Malasia. A finales de enero y en apenas tres días, Yamaha anunció al mundo su ambiciosa hoja de ruta para poner punto y final a la hegemonía de Marc Márquez y Honda en la clase reina.

Un agresivo proyecto, cuyo origen se remonta hace más de doce meses cuando Takahiro Sumi y Hiroshi Ito reemplazaron a Kouiji Tsuya y Kouichi Tsuji como líder del proyecto en el Mundial de MotoGP y presidente de Yamaha Motor Racing respectivamente, donde lo más destacado fue la renuncia a prolongar su vínculo con Valentino Rossi, al menos con el equipo oficial de la marca de Iwata, más allá del 31 de diciembre.

"No fue difícil convencer a Maverick de que se quedara. Lo importante era solidificar el plan en torno a él. Al principio, con las discusiones relacionadas con Quartararo y Valentino, no podíamos explicar al 100% nuestro proyecto. Pero cuando sucedió, entendió lo importante que era para Yamaha que fuera nuestra referencia para el futuro. Estamos contentos con el equipo de 2021. Quartararo es el piloto más joven, rápido y en forma. Y Maverick tiene muchos años de experiencia en MotoGP. Es el dúo más fuerte para ir a buscar a Márquez. Nuestra misión es correr. Y si corremos es para ganar y queremos hacerlo usando las mejores armas, ya sea software, hardware, pilotos o mecánicos. Voy a estar por aquí un poco más. Es hora de ver más campeonatos ganados por Yamaha", afirma Lin Jarvis en una entrevista en 'La Gazzetta Dello Sport'.

De igual modo, Jarvis confirma que se reunirá muy pronto con Rossi para decirle que debe aceptar o rechazar ya la oferta del Petronas SRT: "Sería malo, si no se corriera en 2020, no volver a ver a Rossi en el equipo oficial de Yamaha. No sé si continuará. Es un tema que estamos hablando en Yamaha y espero tratar con él en breve. Estamos entrando en una fase en la que debemos mirar hacia el futuro. Su plan era decidir para finales de junio o incluso antes, después de cinco o seis carreras. Si quisiéramos respetarlo, en el mejor de los casos estamos hablando de finales de octubre. ¿Podemos esperar nosotros y él? Difícil. Vale tendrá que decidir si quiere continuar, y luego juntos tendremos que encontrar las formas de hacerlo. Sucederá antes de que empecemos a correr nuevamente. Estoy seguro de eso. Su única opción es el Petronas SRT. La elección del piloto debe ser aprobada por Yamaha, pero ellos son el equipo, tienen el dinero, deben acordar la dirección a seguir. Hablaremos con el director del equipo, Razlan Razali. Sólo correrá si todavía se siente competitivo. Mi deseo es que continúe. Terminar tu carrera así, con menos carreras y sin espectadores, no sería justo para un campeón como él. Y también se puede aplicar a nuestro deporte. Necesitaremos comenzar de nuevo con confianza, con gente en las gradas... Y Vale en la pista será algo que necesitaremos".

¿Y Jorge Lorenzo? ¿Es una alternativa en caso de que decida el de Urbino colgar el casco y los guantes este año? "Es cierto que le envié a los pocos minutos de anunciar su retirada en Valencia un mensaje para que se uniese a Yamaha. La nuestra es una relación larga. Pasó nueve años con nosotros, pero lo habíamos contratado un par de años antes. E incluso después de la despedida, siempre mantuvimos en contacto, se había creado una amistad. Cuando se retiró no me sorprendió, así que ¿por qué no intentarlo? Estábamos hablando con Zarco, pero la negociación se había detenido y siempre quisimos tener un buen piloto de pruebas. Podría ser otra solución, tiene un contrato de un año con nosotros. La prueba de Sepang le había servido para reencontrarse con la Yamaha y ciertos automatismos. Tendría que haber hecho otra prueba en Japón que fue cancelada. Él también está confundido. Se hace difícil decidir si volver a correr sin poder rodar. Sería interesante ver juntos de nuevo a Rossi y Lorenzo. También porque no tendría que gestionarlos. Pero creo que es poco probable. El objetivo principal del Petronas SRT es hacer crecer la próxima generación y realmente me gusta Morbidelli. Sé que es uno de los grandes objetivos de otras marcas, pero espero que se quede con nosotros".

El director de Yamaha Racing manifiesta que Marc Márquez saldrá favorecido con este parón debido a que en el test de Sepang y Qatar no estaba al 100% recuperado de la operación en su hombro derecho: "Sí, es una pena no haber comenzado la temporada, porque podríamos haberlo hecho muy bien. Incluso Frankie en las pruebas mostró lo rápido que era. Esperamos poder seguir teniendo un campeonato emocionante de al menos 10 carreras, por extraño que sea correr con gradas vacías. Para nosotros 18 pruebas sería lo ideal, pero no sé los contratos firmados por Dorna. Me imagino un comienzo de 2021 aún complicado, con un largo proceso de recuperación. Cambiar el tamaño del calendario sería prudente Dependemos de las decisiones de los gobiernos más que de los organizadores. Incluso simplemente reunir a las 1.500 personas del paddock será un problema, sin pensar en las restricciones de viaje. Si nos permiten ir a Zeltweg o Brno, ¿nos traerán de regreso a Italia? Mi sensación es que no habrá actividades deportivas hasta septiembre. El último fin de semana posible será el 13 de diciembre. Ya ha sido establecido. Ir más allá implicaría problemas fiscales y el cierre de las empresas vacacionales. No puedes tener estrategias contra Marc si no das lo mejor de ti en cada carrera. Tuvo suerte en cierto modo, al no estar recuperado después de la operación, podría haber vivido una temporada diferente, mientras que cuando comencemos nuevamente, estará al 100%. Será un camino intenso, cada punto contará".

Por último, Lin Jarvis asegura que han conseguido solventar la crisis del COVID-19 gracias al teletrabajo, así como actualmente sólo está abierto el departamento de I+D de la fábrica de Gerno: "Es un poco aburrido quedarse atrapado en el mismo lugar durante mucho tiempo, por suerte el mío no está mal. Para aquellos que viven en la ciudad encerrados en un apartamento este período debe ser bastante duro. Yo tengo a mis perros y mucha vegetación alrededor. Ya antes del Estado de Alarma ya teníamos la asistencia limitada. En Gerno, hay cuatro divisiones de Yamaha. Tres todavía están cerradas, y la semana pasada reabrimos la división de I+D (investigación y desarrollo). Será un comienzo lento, pero no tenemos prisa. Durante un par de semanas hubo un bloqueo en algunas áreas, pero Suzuki y nosotros estamos fuera de esas áreas con base en la prefectura de Shizuoka, a 250 kilómetros al sur de Tokio. Es un área con poca población y pocas infecciones. Quien ha cerrado es HRC en Tokio. Estamos aplicando masivamente el teletrabajo. Los que trabajan en la oficina lo hacen con turnos y días escalonados. Takihiro Sumi trabaja desde casa como todos los ingenieros, mientras que Hiroshi Ito está en la fábrica. Todavía no hay un plan, pero ser parte de grandes corporaciones hace que la situación sea diferente. Podemos manejar la tormenta y salir sin tanto sufrimiento que las pequeñas entidades que necesitan contribuciones para sobrevivir. Ciertamente, la pandemia tendrá efectos económicos a largo plazo, pero ya habrá tiempo de analizar cada área para reducir costes. Ha habido conversaciones constantes con las otras marcas, Carmelo Ezpeleta y Dorna, y todos hemos acordado cómo actuar. En Europa, especialmente en Italia y España, sentimos la urgencia de lo que sucedía antes que los japoneses. En las primeras reuniones no entendieron bien nuestro drama, pero inmediatamente cambiaron de opinión. Hoy la situación es la misma para todos. Y si a corto plazo ser una gran industria puede ser un beneficio, a la larga tener 65.000 o 70.000 empleados en todo el mundo, como nosotros, puede convertirse en un problema".