FÓRMULA 1

Rechazan el respirador de bajo coste de Red Bull y Renault

Ambos equipos habían diseñado el dispositivo BlueSky para ayudar a combatir el coronavirus, pero no ha sido aceptado por la sanidad británica.

Milton Keynes, sede de Red Bull.

El conocido como 'Proyecto Pitlane' en el que trabajan los equipos de Fórmula 1 con sede en el Reino Unido para buscar formar de luchar contra el coronavirus ya ha aportado dos tipos de respiradores que están fabricando sin parar, pero un tercer proyecto de bajo coste diseñado conjuntamente por Red Bull y Renault ha sido rechazado por la sanidad británica. El prototipo, al que habían llamado BlueSky, no ha pasado el examen sanitario y no ha sido considerado apto para las necesidades particulares que hacen falta para combatir el virus.

Las dos escuderías habían diseñado el prototipo en tan solo tres semanas y habían dedicado una parte de su personal a trabajar en él durante 18 horas al día para hacerlo con la mayor rapidez posible, además, según cuentan en 'Autosport', cientos de sus empleados estaban esperando a recibir el OK del gobierno británico para poner en marcha la producción, algo que ya no pasará. Al principio, los informes era positivos sobre su utilidad, pero la conclusión final es que se requieres dispositivos más sofisticados.

Un portavoz de la F1 ha querido reconocer el esfuerzo de ambos equipos: "El proyecto de F1 para BlueSky ha demostrado una brillante dedicación y habilidad. Deberían sentirse orgullosos del trabajo que han emprendido para desarrollar el dispositivo y seguirán proporcionando contribuciones vitales al Proyecto Pitlane. Los siete equipos continúan enfocando sus esfuerzos colectivos en las dos líneas de trabajo restantes, mientras están listos para responder a cualquier otra llamada de ayuda".