DTM

No a las carreras sin público

Gerhard Berger, organizador del Alemán de Turismos, asegura que no correrán sin sus aficionados en las gradas pese al riesgo que eso conlleva.

Carrera del DTM en Brands Hatch.

Aunque los números empiecen a marcar una tendencia optimista en los países más afectados por el coronavirus como España e Italia, aún queda para volver a la normalidad. Poco a poco se irán abriendo nuevos escenarios para ir reactivando la sociedad y su economía, y el último de ellos será el de eventos que concentren a un gran número de personas, como los deportivos. Por eso, son muchas las disciplinas que ya cuentan con volver a su actividad a puerta cerrada, para hacerlo lo antes posible y salvar así sus campeonatos.

Pues el DTM no está entre ellos. Gerhard Berger, el presidente del organizador del Nacional Alemán de Turismos, lo deja claro en sus declaraciones a 'Servus TV'. "Si los aficionados no están ahí, no habrá carreras", asegura el expiloto de Ferrari y McLaren, entre otros, consciente de que eso podría alargar alarmantemente el comienzo de la temporada previsto, por ahora, el 10 de julio en Norisring después de una primera revisión de su calendario. Correr lo más rápido que puedan pero con gente, ese el plan.

"En este momento, creo que todos entienden que no se puede reunir a 50.000 o 100.000 personas en un solo lugar pero, en principio, estoy a favor de hacer que las cosas se muevan lo más rápido posible, haciendo que nuestra contribución vuelva a ser económicamente lo más rápido posible para mantener todos nuestros trabajos, y los eventos son parte de eso por ejemplo. Simplemente tenemos que asegurarnos de no pasamos a la próxima crisis el día después de esta crisis del coronavirus", concluye el austriaco.