FÓRMULA 1

El 'Zidane' de los Sainz

Carlos Jr. explica a'Sky Sports' que está ejerciendo de entrenador para sus padres y hermanas durante el confinamiento por la pandemia de COVID-19.

El 'Zidane' de los Sainz

Poca sorpresa causa decir que Carlos Sainz es aficionado del Real Madrid, da igual si hablamos del padre o del hijo. Por eso, qué mejor ejemplo que el del entrenador merengue para explica a 'Sky Sports' la labor que el piloto de McLaren en F1 está ejerciendo en la casa familiar durante la cuarentena obligatoria para intentar detener la pandemia del coronavirus en España. "Mi equipo ahora está compuesto por dos hermanas, mamá y papá, y yo. Prácticamente soy el entrenador de la familia Sainz. Les he dado un plan de nutrición y entrenamiento: hemos adelantado la operación bikini. Aprovechamos ahora que no hay viajes, restaurantes, pizzas ni hamburguesas. Me he convertido en el Sainz Zidane", asegura el madrileño de 25 años.

Sainz reconoce también sentirse bastante inquieto con lo que está ocurriendo: "No estoy asustado, pero me preocupa lo que está pasando. Obviamente sí me asustan las imágenes y las noticias, eso sí. Y también la idea de ponerme en el lugar de todos los médicos y enfermeras que realmente están luchando en esta guerra, van allí todos los días. Nos quedamos en casa y estamos preocupados, pero no podemos tener miedo porque no podemos ver lo que realmente ven. Así que mantengo la calma porque quiero que mi familia esté tranquila y quiero darles esa tranquilidad".

¿Y qué hace en estos días alguien que no está acostumbrado a pasar tanto tiempo en casa? "Trato de aprovechar para hacer esas cosas que nunca tengo tiempo. Por ejemplo, organizar mi habitación para recolectar cosas y camisas para enviarlas a alguna ONG para que las dé a quienes las necesitan. Lo mejor de esta situación es que mi madre nos puede tener a todos con ella, ya que no está acostumbrada a verme tanto. Estoy haciendo mucho simulador y entrenándome mucho", afirma Sainz.

El McLaren de Sainz.

El madrlleño también recuerda el difícil trance de McLaren en Australia cuando un miembro del equipo dio positivo: "No fue fácil para nadie en nuestro equipo, pero creo que lo hicimos de forma correcta. Nadie tuvo dudas sobre lo que había que hacer. Todos estaban de acuerdo de que la decisión correcta era retirarse. Andreas Seidl y Zack Brown asumieron el liderazgo de forma acertada. Luego el resto fue un torbellino, pero de organización perfecta. Estoy feliz porque todos los miembros del equipo, incluso los que se quedaron en Australia, están bien y ya han regresado a sus hogares".

También se acordó de su compañero de equipo, el británico Lando Norris: "Le echo de menos ahora. Cuando vuelva a ser un rival, significa que volveremos a la pista y estaré feliz por eso. Y cuando tengamos un McLaren que pueda luchar por el podio será una rivalidad más complicada y sabemos que la rivalidad puede crecer. Es McLaren el que ha obrado bien a la hora de crear un buen ambiente, de rivalidad pero saludable".

Y, por último, reflexionó sobre el Mundial de F1 y relativizó el deporte frente a lo que está ocurriendo: "Lo que está pasando no nos complica el futuro en absoluto. Ahora el mundo se enfrenta a cosas más difíciles y las prioridades son otras. Las carreras, el futuro, la situación contractual, todo ocupa un segundo lugar y eso debe ser así. Todos tenemos que esperar hasta que nuestra vida vuelva lentamente a la normalidad para comenzar a hablar de esas cosas nuevamente, pero no estoy preocupado en absoluto porque lo que tenía que demostrar ya lo demostré el año pasado. Lo que importa en la F1 es siempre la última carrera y mi carrera en Abu Dabi fue muy bien, así que estoy tranquilo".