AUTOMOVILISMO |

¿Por qué el DTM no suspende carreras por el COVID-19?

El alemán de Turismos no ha cancelado ninguna carrera aún pese a empezar en un mes ya que las suspensiones pueden acabar definitivamente con el campeonato.

¿Por qué el DTM no suspende carreras por el COVID-19?

Todos los calendarios de los campeonatos de motor, ya sea sobre dos o cuatro ruedas, están patas arriba debido a la pandemia del coronavirus. Cancelaciones, cambios de fecha, suspensiones, retrasos... están a la orden del día salvo en una competición: el DTM. El alemán de Turismos tenía previsto su inicio el 24 de abril en el circuito belga de Zolder... y a día de hoy nadie lo ha cancelado ni suspendido. ¿Por qué esa reticencia cuando todos los demás lo están haciendo?

La respuesta es sencilla. El campeonato está herido de muerte desde el adiós de Mercedes y la gravedad ha crecido aún más tras el anuncio soprendente de que Aston Martin tampoco estaría en 2020. Audi y BMW sostienen todo y los cerca de 50 millones que invierten anualmente empiezan a no tener mucho sentido viendo el descenso del interés por el DTM y la necesidad de emplear ese dinero, y más tras una situación letal para la economía como será la pandemia por cornavirus, en otras competiciones como la Fórmula E. El certamen de Turismos apura al límite para ver la evolución de la situación, pero parece inevitable que el chorreo de cancelaciones empiece en breve... y quizá también la del propio campeonato para el futuro.