MOTOGP

Márquez duda del motivo que dio Lorenzo para salir de Honda

"Quizá tenía respeto a la moto porque si es capaz de subirse a otra y plantearse correr en Montmeló...", afirma el octocampeón sobre su ex compañero.

"Quizá el miedo de Lorenzo era a la Honda si es capaz de subirse a la Yamaha y correr en Montmeló"
Repsol Media

Confinado en Cervera con su hermano Álex. Así se resume la actividad que Marc Márquez está realizando desde el pasado 16 de marzo, día en el que el Gobierno declaró el estado de alarma como media excepcional para intentar frenar la expansión del coronavirus, que ha dejado ya más de 1.700 fallecidos y 28.000 infectados en España.

"Es difícil. He aprovechado para organizarme la habitación. Salgo de mi casa y voy a la nave en coche, y son 100 metros, y ahí entreno. Se hace duro. Pero todo sea por un acto de responsabilidad. Esto también es una lección de vida, para todos, nos va a unir mucho más. Los verdaderos héroes son los sanitarios. Los apreciaremos mucho más en el futuro", ha comenzado Márquez su intervención en 'DAZN' antes de confirmar que este tiempo extra le está permitiendo activar el deltoides de su hombro derecho: "Ojalá que vuelva todo más o menos a la normalidad. Fue error mío y de muchos, que no estábamos concienciados. Pero volveremos. Nuestra pasión es MotoGP. Cuanto antes vuelva la acción, mejor. El hombro, poco a poco, va mejor. Antes de la cuarentena, hice motocross, 'flat track'. Está dando más problemas de los previstos. Ese nervio se está activando y va dando señales de vida. Los doctores me están cuidando".

Uno de los temas estrella de esta pretemporada ha sido los problemas en mitad de las curvas que ha experimentado la Honda en Sepang y Losail. A pesar de estos arduos contratiempos, el octocampeón ha remarcado que su objetivo sigue siendo intentar repetir o mejorar el rendimiento del 2019: "Nos costó mucho la pretemporada. Pero, al final, encontramos algo el camino. Ahora puedes evolucionar, pero, es muy difícil sacar algo del motor. La primera carrera se hará sin un test. En las fábricas, el coronavirus está afectando, trabajando más a medio gas. Los números, cuando los ves, sientes orgullo, el trabajo se está haciendo bien. No tienen que ser una obsesión. El objetivo, cada año, es ganar el título. 2019 ha sido, hasta el momento, la mejor. Muy difícil de igualar o superar. Ganar tantas, sólo un cero. Es impensable. Para eso estamos: intentar repetirlo o mejorarlo".

Prosiguiendo con la actualidad de la fábrica del ala dorada, Marc ha asegurado que para él fue una sorpresa la retirada de Jorge Lorenzo, al tiempo que ha precisado que quizá tomó esta decisión porque tenía respeto y no miedo, como aseguró el balear, a la RC213V: "Llegó de sorpresa, como a todos, el jueves de Valencia. Me enteré desayunando, por Twitter, estaba mirando las noticias y es donde lo leí. Es cierto que le costó mucho adaptarse a la Honda y las lesiones no le ayudaron. Lorenzo se retiró porque, según él, había cogido miedo, tenía ese respeto. Quizá tenía respeto a la moto porque si es capaz de subirse a otra y plantearse hacer un wilcard en Montmeló, pues miedo al deporte no tienes, ¿no? Quizás cogiste miedo a la moto o no la acababas de entender".

De igual modo, Marc Márquez ha destacado que las Yamaha cuando tienen pista libre pueden imponer un ritmo, circunstancia que puede permitir a Fabio Quartararo luchar por el título este año: "Fabio calca en carrera el ritmo de entrenamiento. Cada vez cuesta más ganarle. A Maverick le cuesta más, aunque ahora está mejorando eso. Yo también perdí duelos por falta de experiencia. Él va aprendiendo y seguramente en 2020, cuando volvamos a correr, será uno de los rivales a batir. Le ha faltado ganar, pero ha demostrado mucho. No tienes que ganar para demostrar que puedes luchar por el título. Es una cosa más moral. El efecto Fabio ha sido agitar el árbol de Yamaha. Los pilotos estaban un poco perdidos y un novato hizo la pole en Jerez y, luego, todos empezaron a ir bien. Fabio es rápido y duro de coco. Cuando tienen pista libre, las Yamaha pueden imponer un ritmo, que es lo más importante en MotoGP".

Por último, el hexacampeón de la clase reina ha alabado el trabajo que han realizado este invierno los ingenieros de Suzuki y Aprilia: "Ya el año pasado en pretemporada, las Suzuki fueron muy rápido. Pero sólo fue rápido Rins. Mir ha hecho un paso grande. La Suzuki ha mejorado. Los dos son competitivos. Los dos, en test, había guerra psicológica en el box. Cuando estás empezando en MotoGP te da un estímulo. Uno de los puntos clave es la regularidad y adaptación a diferentes circuitos y factores. No tienen que alterar el resultado. Rins es muy rápido, quizá le faltó constancia. Pero con los años se va mejorando con la experiencia. Aleix es el más currante de MotoGP. Es increíble abandonar y al día siguiente volver con la misma motivación. Aprilia lo está intentando. Por medios, por lo que he entendido, han hecho un gran paso. En los test iban muy rápido, pero tenían problemas de fiabilidad, que seguro que los van mejorando".