RALLY DE MÉXICO

Dani Sordo pierde una gran opción y Ogier toma el mando

Un problema en el primer tramo del día alejó al español de sus posibilidades de triunfo. El francés es líder aprovechando que no abre pista.

Dani Sordo pierde una gran opción y Ogier toma el mando

Las oportunidades las pintan calvas, y esta vez se ha esfumado a las primeras de cambio. Dani Sordo ha perdido todas sus opciones de lograr el triunfo en el Rally de México en el primer tramo del viernes, en el que un problema con el radiador le ha descartado definitivamente de la lucha. La otra cara de la moneda es Sebastien Ogier, que ha tomado el mando de la clasificación aprovechando su retrasada posición de salida.

Tras superar el trámite de las dos especiales urbanas del jueves, Sordo salía a por todas. Su posición de salida era la mejor para lanzarse a por el triunfo y el cántabro se tiró a por ello…hasta que “cuando llevábamos seis kilómetros en el tramo se soltó un tubo del radiador, así que tuvimos que parar para arreglarlo”, explicaba. Cinco minutos y medio perdidos y todas las ilusiones al traste. Y en los dos siguientes quedó claro que pensar en la victoria no era ninguna entelequia, ya que marcó dos tiempos excepcionales (2º y 1º).

Y como las alegrías van por barrios, esta vez era en el del Ogier en el que las cosas salían a pedir de boca. El francés, acostumbrado a abrir pista en esta prueba, esta vez partía tercero, lo que le ha dado alas hacia un consolidado liderato. “Hasta ahora todo bien, pero aún queda un largo camino por recorrer. Aquí nunca es fácil, porque siempre hay rocas en todas partes”, explicaba cauto.

Eso sí, el hexacampeón se ha visto beneficiado por el problema de Sordo y también el que sufrió Ott Tanak, el otro favorecido por su retrasada posición de salida, que dañaba el tren trasero en el segundo tramo del día y también perdía mucho tiempo. Muestra de lo que ayuda salir detrás la ha dejado Teemu Suninen, que se ha encaramado a la segunda posición gracias a que se encontraba los caminos limpios de grava gracias al paso de sus antecesores.

De los dos colíderes del Mundial, Thierry Neuville es el que mejor ha salvado los muebles, ya que se mantiene tercero en la general. Eso sí, el que abre pista es Elfyn Evans, que ha pagado caro el peaje de ser líder, ya que se ha hundido hasta la quinta posición con una sangría de tiempo perdido.