FÓRMULA 1 | GP DE AUSTRALIA

Ferrari: "La F1, obligada a tratar de hacer sonreír a la gente"

Binotto, jefe de la 'Scuderia', muestra el compromiso de su equipo y del deporte de tratar de alegrar a la gente en mitad de la situación tan delicada por el coronavirus.

Sebastian Vettel, en un pit stop de Ferrari en los test de Barcelona.
Rudy Carezzevoli Getty Images

Les han permitido viajar para no perderse el inicio del Mundial en Australia, pero en Ferrari se han dejado una parte muy importante de sus pensamientos en Italia. Como italianos y uno de los principales símbolos y referentes mundiales del país, en la 'Scuderia' también viven con preocupación la crisis del coronavirus que en Europa afecta sobre todo a Italia (con más de 10.000 casos confirmados, más de 600 muertes y todo el territorio aislado) y por eso están comprometidos a intentar alegrar a la gente dando un buen espectáculo en Melbourne.

Así lo dice Mattia Binotto, jefe de los de Maranello, en el comunicado oficial del equipo previo al gran premio, donde defiende que la Fórmula 1 tiene la obligación de endulzar el ánimo de la gente de cierta forma en una situación mundial tan delicada. "En lo que es un momento difícil para Italia y el mundo en general, como parte de un deporte global, es nuestra obligación tratar de poner una sonrisa en los rostros de las personas mientras se preparan para ver la primera carrera de la temporada", asegura.

Eso es lo que tratarán de hacer este fin de semana en Albert Park si el coronavirus no da algún susto de última hora. Hablando puramente de lo deportivo, Binotto indica que con la llegada de la primera prueba de la temporada podrán ver si el camino tomado en invierno ha sido el adecuado: "Después de un largo invierno trabajando en la construcción y el desarrollo de nuestro coche, ha llegado el momento de obtener una primera indicación de nuestro nivel de rendimiento y de lo efectivas que son las mejoras que hemos introducido".

"Sabemos que la oposición es fuerte, pero también que es el inicio de una temporada larga donde la tasa de desarrollo, la fiabilidad y nuestra efectividad operativa serán clave. Nos estamos preparando para enfrentar todos estos desafíos como un equipo unido, conscientes del progreso que se debe lograr y orgullosos del apoyo de nuestros aficionados en todo el mundo", finaliza el mandatario suizo. Empezarán a dar gas en Australia con ellos, y con todos los seguidores del deporte, en su pensamiento. Ahora más que nunca.