MOTOCICLISMO

Álex Rins: “La de Arenas fue una señora victoria”

“Si mantiene los pies en el suelo y continúa entrenando como lo está haciendo, puede ser campeón este año”, dice el de Suzuki de su amigo.

Álex Rins: “La de Arenas fue una señora victoria”
Mirco Lazzari gp Getty Images

Si hay un piloto de MotoGP al que le alegró especialmente la victoria de Albert Arenas ayer en el GP de Qatar de Moto3, por 53 milésimas sobre McPhee, ése fue Álex Rins. El piloto de Suzuki es muy amigo del pupilo de Aspar. Entrenan juntos habitualmente en Andorra y estuvieron viviendo juntos durante una temporada, así que pocos mejor que el barcelonés para hablar del inmejorable arranque del gerundense.

“Me hizo ilusión la victoria de Arenas, porque me consta que el tío se lo ha currado mucho en pretemporada, entrenando a saco. Disfruté mucho con su carrera porque, además, no fue una victoria sin más la que consiguió sino una señora victoria. Estuvo liderando buena parte de la carrera y el tío decidió volver a tirar a poco del final”, asegura un Rins al que le quedó una duda tras caer la bandera a cuadros: “Hablé con él después de la carrera y, además de felicitarle, le pregunté si sabía que se había escapado un poco con McPhee o si pensaba que llevaba a todos detrás, y me dijo que creía que iban todos juntos”.

Al preguntarle de dónde viene la relación entre ambos, el ganador de dos carrera de MotoGP revive viejos tiempos: “Nuestra relación viene desde bien de pequeños. Desde que corríamos en el equipo Arbizu en la Promo 50 y la Promo 70. Corríamos en el mismo equipo y nos llevamos bien desde entonces. Él vivía en Girona y yo en Barcelona y quedábamos a entrenar en moto casi siempre. Y más recientemente ha vivido una temporadita conmigo en mi casa. Se porta bien”.

Arenas tiene 23 años y ha tardado en explotar más que otros compañeros de generación. Para Rins, “el año pasado Albert sufrió bastante a principio de año cuando se rompió el bazo en el accidente de bici. Fue por una tontería. Íbamos juntos y en una rotonda dio las gracias a un coche porque nos había dejado pasar y pilló en ese momento un bache. Se cayó y se hizo daño. Empezar así trastoca toda la temporada”. Y más allá de ese inoportuno accidente, dice: “No sé por qué no ha explotado antes, pero lo que sí puedo asegurar es que esta pretemporada se la ha tomado como ninguna otra. Ha trabajado más que nunca. Hacemos mucho físico y mucha moto juntos. Él también vive en Andorra y vamos juntos al gimnasio, a esquiar a montar en moto de nieve y otras cosas”.

Arenas se ha convertido en el primer líder de la temporada de la clase pequeña y sobre las posibilidades de título de su amigos, Rins cree que “si mantiene los pies en el suelo y continúa entrenando como lo está haciendo, puede ser campeón este año. Moto3 es una categoría bastante complicada, porque hay veinte tíos para ganar en cada carrera. Si está atento y se lo toma en serio, creo que puede hacerlo muy bien”.

Al de Suzuki, como a todos, “se hizo muy raro tener que ver las carreras de Moto2 y Moto3 por la tele sin estar allí. Me gustaría mucho que pudiéramos arrancar ya en Texas”. Ojalá.