F1 I LA INTRAHISTORIA

La 'modesta' manera de cumplir el sueño de conducir un F1

Tour De Force Engineering (TDF) restaura y vende en Bedfordshire (Gran Bretaña) monoplazas históricos del Mundial de F1.

La 'modesta' manera de cumplir el sueño de conducir un F1
ROGERIO BARBOSA AFP

¿Tiene 1,78 millones de euros en su cuenta bancaria? ¿Es usted un gran aficionado al 'Gran Circo'? Si ambas respuestas han sido afirmativas, quizá esta noticia le pueda interesar. Y si se ha dado el caso contrario, como será en la gran mayoría de casos, también puede leer este informe. Porque esta es la 'modesta' cifra que cuesta poder pilotar un monoplaza de Fórmula 1 sino tiene un familiar multimillonario como Lance Stroll o Nicholas Latifi que le facilite el camino.  

TDF (Tour De Force Engineering), una organización británica de ingeniería de alto rendimiento especializada en diversas categorías del automovilismo permite, a través de su división 'F1 Heritage', comprar diferentes monoplazas históricos del 'Gran Circo' como el Minardi M198, Williams FW20, MVR-02 o C31.

Los coches, que conservan su chasis, aerodinámica y distribución de peso originales, incorporan un volante simplificado, un asiento a medida y un dispositivo DRS (Drag Reduction System) que se cierra automáticamente si detecta algún movimiento anómalo del volante, acelerador o freno que podría desestabilizar el automóvil, así como el cliente recibe un casco y HANS (Head And Neck Support Device) personalizados para su seguridad.

Sólo los motores, por cuestiones de mantenimiento, son reemplazados por propulsores Mountune turboalimentados de cuatro cilindros y 1.7 litros que pueden producir hasta 600 CV para generar un rendimiento próximo al 95% que entrega un Fórmula 1, con una velocidad máxima superior a los 300 km/h y una aceleración de 0 a 100 en menos de dos segundos, cuyo mantenimiento está garantizado por 59.250 euros al año.

"Con TDF-1 queremos crear un paquete que permita a los entusiastas de la conducción la capacidad de tener una experiencia genuina de Fórmula 1 que sea accesible, eficaz y económica" asegura Matt Faulks, director de una compañía que siempre antes de 'entregar las llaves' de un coche a un usuario organiza un día de entrenamiento con la estrella de la W Series, Jessica Hawkins. Como dijo Gilles Villeneuve... "Si alguien me hubiera pedido que le confesase tres deseos, el primero hubiera sido ser piloto, el segundo, ser piloto de Fórmula 1 y el tercero, correr para Ferrari".