MOTOCICLISMO

Los hermanos Márquez fueron ‘míster salvadas 2019’

En el repaso de la web de MotoGP al año 2019 las acciones de Marc en el GP de Australia y la ‘mamolada’ de Álex en los libres de Motegi ocupan un lugar destacado.

Los hermanos Márquez fueron ‘míster salvadas 2019’

Antes de una caída los pilotos intentan por todos los medios reconducir la situación y evitar irse al suelo con sus monturas. Y si hay alguien que sabe de milagros a última hora es Marc Márquez, capaz de levantar la moto en los momentos en los que ya todo parece perdido.

Varias son las acciones de este tipo que ha protagonizado el ocho veces campeón, y sin duda, una de las de mayor mérito fue la salvada que hizo en el GP de Australia. Más que una salvada, fue una salvajada, ya que el de Repsol Honda logró redirigir la moto cuando esta estaba en un angulo de 70,8º. "No fue provocada, pero picamos 70 grados que es récord de inclinación. Sí que esta vez con la salvada me he ido incluso fuera de la pista y ha habido un momento que, cuando me iba hacia dentro, iba a dejar ya la moto porque pensaba que eso no se salvaba, pero antes de hacerlo he pensado: ‘Venga, vamos a ver qué pasa’. Y he dado gas y se ha levantado la rueda un poco y pude salvarla", dijo Marc.

Superó con esta acción a la rectificación de Brno, en la que en plena lucha por la victoria con Dovizioso dejó una secuencia espectacular, con el tren delantero cerrado y el pie fuera de la estribera. Aún así, corrigió sin perder tiempo. Y ganó.

Y la otra acción del año fue la que protagonizó su hermano Álex durante el GP de Japón en Motegi. El campeón de Moto2 parecía que iba a salir despedido por la cúpula en la entrada a meta, pero se agarró a su Kalex y se hizo gran parte de la recta de meta surfeando en paralelo a la moto sobre el asfalto mojado. "De la que me he librado. Me ha salvado la Virgen cogiéndome con pinzas”, dijo el pequeño de los Márquez. Su hermano Marc, su compañero en ‘míster salvada 2019’, explicó: “La de mi hermano en Japón fue mejor que la mía en Australia".

En cualquier caso, ambos celebraron sus gestas casi como si de una de victoria se tratase. El de MotoGP aseguró que “mola mucho celebrarlo con el público", mientras que el de Moto2 hizo gestos a su box: "Vi que estaban riendo, pero lo importante es que no pasó nada".