Temas del día Más temas

FÓRMULA 1

Zak Brown: "Antes había muchos chefs en la cocina de McLaren"

El CEO de la escudería británica, analiza los progresos de 2019 desde el prisma de la direección: "Se ha sacado la política fuera del equipo".

Zak Brown: "Antes había muchos chefs en la cocina de McLaren"
Steven Tee

McLaren vuelve a ser un equipo a tener en cuenta en la parrilla de la Fórmula 1 y parte de ese crédito corresponde también a Zak Brown, el CEO de la división de competición. Este año ha dado un paso atrás en lo relativo al liderazgo, ha regresado a sus funciones originales como director ejecutivo y ha cedido la gestión de la escudería al nuevo ‘team principal’, Andreas Seidl. El norteamericano ha hecho su parte, ha puesto "las piezas en su sitio" y ha reactivado el interés de los patrocinadores. En el asfalto, el equipo también ha cumplido, según analiza Zak en un encuentro con prensa internacional: "Ha sido una temporada mucho mejor, disfrutamos desde que llegamos a Australia y supimos que lucharíamos por puntos todos los fines de semana y la camaradería dentro del equipo y en el garaje es realmente buena. He disfrutado mucho en 2019".

"La F1 es lo más importante, pero también tenemos un negocio de carreras que yo debo asumir. Él tiene un pasado en las carreras y una formación en ingeniería que yo no tengo", dice en referencia a Seidl, que tiene plenos poderes en McLaren F1, algo que Brown aprobó y justifica: "Liderazgo, trabajo de equipo, concentración… creo que se han desenredado algunas cosas. Cuando yo empecé había muchos ‘chefs’ en la cocina, muchas cosas que sucedían en la compañía y con los accionistas. Había una falta de claridad en el liderazgo, ahora se ha puesto todo eso sobre una persona, y Andreas ha hecho un trabajo excelente. Obviamente él no construyó el coche, porque eso se hizo el año pasado, pero sí ha traído claridad y liderazgo a la organización con una reestructuración más sencilla, con James Key y Andrea Stella, y con un mandato claro de lo que cada persona debe hacer".

"Sacó la política fuera del equipo, porque cuando falta una posición de liderazgo las cosas pueden volverse políticas. Eso se ha sacado de la organización. Con todo eso han llegado mejores evoluciones para el coche de carreras y también dos pilotos nuevos emocionantes, muy rápidos que trabajan muy bien juntos. Muchas cosas que han empezado a funcionar y a generar buenas rachas, y en cualquier negocio eso es fundamental. Necesitábamos revertir nuestra mala racha del pasado", explica el dirigente, de 48 años.

En lo puramente deportivo, el gran año de Carlos Sainz (sexto del Mundial y con un podio) y el digno desempeño como ‘rookie’ de Lando Norris han traído nuevos aires al garaje: "Fernando es un dos veces campeón del mundo y al final la decisión de dejar la Fórmula 1 fue suya. Cuando traes dos pilotos nuevos a un equipo inevitablemente traes frescura y pulsas el botón de resetear. No creo que fuese algo necesario, pero sí pienso que ha sido un beneficio traer dos pilotos nuevos además de otros muchos cambios en el box. Sabíamos que Lando era extremadamente rápido y me alegra mucho ver lo maduro que es, y con Carlos ya sabíamos lo extremadamente rápido que era, pero ha dado un paso adelante en nuestro entorno. No pensaba que fuesen a trabajar mal entre ellos, pero sí es cierto que no esperábamos un ambiente de trabajo tan bueno. No podemos dar por hecho que estos dos pilotos llegan y van a funcionar bajo la presión que hay en la F1".

Lo más difícil, "volver a ser un equipo que gana títulos", viene ahora: han dado el salto del noveno coche al cuarto, pero es mucho más difícil pasar del cuarto al tercero. "Reconocemos que el próximo paso es grande y que no vamos a llegar en un año. Una de las cosas que hemos hecho recientemente es recalibrar nuestras expectativas. Pensábamos que en cuanto cambiásemos nuestra unidad de potencia estaríamos de vuelta delante (de Honda a Renault) y claramente no fue así. Ahora sí tenemos un buen momento y la dureza se incrementará conforme avancemos. Lo primero que debemos asegurarnos es que no vamos hacia atrás, porque los equipos que están detrás no están muy lejos de nosotros. También sabemos que el techo presupuestario (de 2021) tendrá un impacto a partir de 2022 y jugará un papel en este proceso. Aún queda tiempo para que lleguemos donde debemos estar". Con Mercedes, con Sainz y Lando, con Seidl, esperan que todo eso ocurra, pero no antes de 2022.