Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

F1 | ABU DHABI | LIBRES 1

Renault rompe otro motor y Vettel aparca sobre los muros

Bottas fue el más rápido en un entrenamiento irrelevante con dos banderas rojas. Sainz, 17º sin vueltas rápidas y con mucho trabajo (23 vueltas).

Daniel Ricciardo (Renault RS19). Abu Dhabi, F1 2019.
Dan Istitene

La primera barbacoa de Renault llegó en la novena vuelta de 2019, en Australia, con Carlos Sainz despidiéndose de un motor a estrenar. La última, de momento, ha tenido lugar en el primer entrenamiento de Abu Dhabi, donde este fin de semana termina el Mundial de Fórmula 1. El protagonista fue Ricciardo, que ha utilizado cinco propulsores esta temporada (el máximo sin castigo es tres). Su equipo dice que era 'el de los viernes' y llegaba muy justo de kilometraje, como casi todos a estas alturas, y que no incurrirá en una nueva penalización. En cualquier caso, a Renault le salva que ahora sí les pasa a todos: Bottas empezará último por cambiar su unidad de potencia, averiada en Brasil, igual que Sainz o Leclerc hicieron en Interlagos.

Esta avería forzó una bandera roja, porque el último sector de Yas Marina (y el Toro Rosso de Gasly) quedó bañado en aceite. Llevó unos minutos adecuar el asfalto en una sesión poco relevante por las condiciones de la pista: de día, bajo un intenso calor, cuando la clasificación y la carrera se celebran cuando se pone el sol. Bottas lideró la sesión con medio segundo sobre Verstappen y Hamilton, pero no hubo vueltas serias con las gomas blandas porque la pista estaba muy sucia al inicio.

Grandes diferencias, de hasta tres o cuatro segundos, así que habrá que esperar al segundo entrenamiento para extraer las primeras conclusiones. Carlos Sainz estuvo entre los que completaron más vueltas, aparentemente con trabajo experimental, pero sin un tiempo competitivo (iba en vuelta rápida cuando salió la bandera roja). Un libre irrelevante, excepto para los que tivieron problemas: Ricciardo... y Vettel, que perdió el control de su monoplaza en la Curva 20 y dañó la parte trasera de su Ferrari. "Sí, estoy bien... ¡ah!", dijo. Mal comienzo.