Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

MOTOGP

Rossi rema a contracorriente

"Nuestro espíritu no es el problema, los resultados sí", dice el italiano, tras haber terminado como la peor Yamaha durante los test de Valencia y Jerez.

Rossi sobre la M1 durante un gran premio de 2019
MotoGP

Yamaha tiene nuevos referentes y ente ellos, no se encuentra Valentino Rossi. El italiano terminó 2019 como el piloto menos competitivo de la fábrica japonesa y el año nuevo, en su caso, no ha sido sinónimo de vida nueva para él. Todo sigue igual para el nueve veces campeón, al menos en la primera toma de contacto con el nuevo curso, ya que el de Tavullia se marcha de las primeras pruebas de la pretemporada como la peor M1 de una alineación que culminan Maverick en el equipo oficial, junto a Quartararo y Morbidelli en el satélite.

Tras despedirse de los test de Cheste a prácticamente un segundo de la mejor Yamaha, la de Maverick, el italiano vio como la diferencia superaba el segundo y medio tras el primer día en Jerez para cerrar sensaciones, afortunadamente, con una desventaja de cuatro décimas respecto al de Roses, que repetía de nuevo como la mejor M1. Algo que resalta el de Tavullia: "Viñales siempre está muy bien en los test, siempre es capaz de dar más que nadie". Pero, ¿por qué hay tanta diferencia entre uno y otro?

En estos momentos Valentino es el único piloto de los 'diapasones' que parece estancado junto a la nueva M1. El italiano está convencido de que "queda mucho por hacer, demasiado", y pese a que el resto de sus compañeros también ven margen de mejora, tanto Maverick como Fabio o Morbidelli, son capaces de adaptarse a la realidad y exprimir al máximo una montura que el de Roses ya ve preparada para luchar por las victorias. ¿Qué quiere decir esto? Que todos ellos conocen los defectos pero prefieren mirar hacia las virtudes, eso sí, sin perder de vista los detalles que faltan por pulir.

En el garaje del 46 será David Muñoz quien trate de marcar ese rumbo, en lo que será "una nueva generación de ingenieros" dentro de esa parte del box. El español "está mucho más preparado para aprovechar las nuevas tecnologías y mejorar el 'setting", y por lo tanto las sensaciones del nueve veces campeón aunque... ¿es tiempo de seguir o de decir basta? "El espíritu no es el problema", asegura Rossi para matizar: "Los resultados sí lo son, pero deberíamos ser más competitivos el año que viene". El Doctor sigue mirando al futuro aunque, de momento, Valentino rema a contracorriente.