Competición
  • Europa League
  • Euroliga
  • Copa Libertadores
Euroliga
Zenit San Petersburgo ZEN

-

Panathinaikos PAN

-

B. Munich MUN

-

Khimki Moscú KHI

-

MOTOCROSS

Jorge Prado: "No sé por qué no puedo ser campeón en MXGP"

El piloto celebra con AS su segundo título mundial de motocross en la categoría MX2 y habla de su futuro en la máxima categoría del motocross mundial "Un top-10 no me es suficiente".

Jorge Prado: "No sé por qué no puedo ser campeón en MXGP"
RAFA APARICIO DIARIO AS

Jorge Prado García (Lugo, 5-1-2001) visitó AS para celebrar su reciente título de campeón del mundo de motocross en la categoría MX2, segundo entorchado consecutivo a sus 18 años. Un Mundial que el lucense ha dominado con autoridad desde el comienzo, superando a sus rivales y logrando catorce dobletes y 31 mangas ganadas de 36 posibles, de las que se perdió dos por lesión. "Ha sido un título muy diferente al del año 2018. Mi nivel la temporada pasada estaba muy igualado con el nivel de mi máximo rival, Pauls Jonass, quien además era mi compañero de equipo. Y también fue una temporada más intensa hasta el final. En cambio este año he estado un paso por delante de mis rivales y eso ha hecho que pudiese gestionar las carreras de otra manera, con muchos menos nervios, lo que al mismo tiempo me ha hecho estar más relajado y cometer así menos fallos sobre la moto. Y ha ido mejor de lo esperado", analiza Prado.

Tras el bicampeonato llega ahora un nuevo reto para el piloto de KTM, el salto a la categoría MXGP, con monturas de 450cc y con los mejores pilotos del mundo como compañeros de aventura: "Estos dos último años he acumulado mucha experiencia y esta temporada la preparación sí que ha sido un poco mirando el próximo año. Las últimas carreras tenía el campeonato ya asegurado y pude apretar más, mirando al futuro".

Un futuro que para Jorge Prado comenzó el pasado fin de semana en el Motocross de la Naciones (MXoN) de Assen, Holanda, en el que compitió representando a España en 450cc y en el que la Selección acabó 9ª en la general por equipos y él, 4º en su categoría: "Me encontré muy bien en el MXoN. Acabé muy satisfecho, pudimos ver que en algunos aspectos estamos mejor de lo que esperábamos y que en otros aún debemos mejorar un poco".

Y estas fueron las sensaciones que el español se llevó de la montura de 450cc: "Esta moto es muy exigente, pero cuando le vas cogiendo el hilo la empiezas a disfrutar y cada vez te cansa menos. Básicamente pesa lo mismo que la moto de 250cc y la principal diferencia es la potencia y que llevas más inercia, por lo que la frenada cuesta más y en los saltos la notas un poco más pesada. El estilo de pilotaje sí que es diferente. Hay que ser un piloto muy dócil y tratar bien a la moto. Tener cuidado cuando abres gas y respetarla. Si intentas ser un piloto agresivo, la moto te gana".

Con su nueva arma, la KTM de 450, que pondrá a su gusto en los test de pretemporada, intentará dar la cara en una categoría en la que se juntarán siete campeones del mundo: "Queremos dar guerra y llegar lo mejor preparado posible porque el nivel es muy alto. Voy a hacer una buena preparación y tengo esperanzas de hacer una temporada decente. ¿Ser campeón? Yo lo voy a intentar y creo que algún día si que puedo ser campeón del mundo de MXGP. No sé por qué no podría”. Y en cuanto al objetivo más inmediato, en su temporada de debut en MXGP aclara, mostrando su lado más inconformista: “Estar entre los diez primeros no me es suficiente. A lo mejor porque vengo de ganar o porque es mi forma de ser. Soy un piloto que mira bastante alto y me pongo objetivos complicados, y si los consigo me siento satisfecho. Mi objetivo es progresar, no cometer fallos y no lesionarme. Hablando de resultados yo creo que un top-5 estaría bien y un top-3 estaría muy, muy bien". Así de ambicioso se muestra Prado, quien apunta que “todo puede pasar”, pero que tras el Motocross de las Naciones, en el que llegó a liderar una manga y logró un podio por detrás de los dos últimos campeones del mundo, comprobó que sus nuevos rivales no están a tanta distancia como podría parecer: “Es bueno no verles demasiado lejos. Va a ser duro pero estaremos ahí. Me queda un poco, creo que puedo llegar preparado al año que viene”.

Prado analiza que la mayor diferencia con sus nuevos vecinos está en la experiencia: “Son gente con cuerpos más desarrollados, entrenados durante muchos años, con más horas de moto y sí hay diferencia. Pero si yo entreno fuerte puedo estar a ese nivel”.

¿Y qué puede mejorar todo un bicampeón del mundo en MX2 que ya ha plantado cara a los gallos de la máxima categoría?: "De cara al próximo curso tengo que hacer mucha moto. Nuestro entrenamiento se va a basar en eso, para conocer más la moto, lograr muy buen ‘feeling’ con ella y ponerla a mi gusto. Físicamente puedo coger un poco más de fuerza y ver además qué se puede ir puliendo".

Es fundamental para él, según incide en varias ocasiones, llegar en una forma física óptima: “Soy un piloto ligero, tendré 19 años y estaré ante pilotos de 24 o 25 años...”.Una vez que el cuerpo esté a punto hay que trabajar sobre la KTM, en la que Prado y su equipo confían plenamente: “Tengo una muy buena moto que ha ganado muchos títulos, así que no me puedo quejar. Y además tengo un grupo de gente que hace que la moto funcione muy bien. Veremos en los test, pondré la moto a mi gusto. Tendremos una moto buena. Las fábricas están muy igualadas y en motocross el piloto marca la diferencia”.

Y en último lugar Prado señala la gestión de las carreras, en uno de los deportes del motor más físicos que hay, como clave: "Hay que ver la situación de la carrera, analizar cada circunstancia, estar pendiente del estado del circuito... Pero en el motocross tienes que darlo todo de principio a fin. Hay que ser muy rápido, regular, no cometer fallos y ser fuerte para poder aguantar carreras muy intensas. Y además hay que tener técnica". Justo lo que ha demostrado Prado estos dos últimos años...