Competición
  • Champions League

MOTOGP | LA INTRAHISTORIA

Misano: la única noche con sexo de Agostini antes de una carrera

Revela en ‘La Gazzetta’ que era norma inquebrantable no acostarse con mujeres antes de correr, lo que incumplió aquí y que, aunque ganó, no volvió a hacerlo.

Misano: la única noche con sexo de Agostini antes de una carrera
motogp.com

Los compañeros de ‘La Gazzetta dello Sport’ han hecho un bonito especial con motivo del GP de San Marino para su suplemento de fin de semana, en el que le dedican la portada a Andrea Dovizioso y en cuyas páginas interiores incluye un curioso artículo del célebre Giacomo Agostini. En él, revela que sólo una vez tuvo sexo la noche previa a una carrera, y fue precisamente en Misano, donde ahora recala el Mundial.

Il bello, como se le llamaba también en su momento de apogeo, asegura que para él era norma inquebrantable no tener sexo la noche previa a una carrera, pero que una vez pecó... El 15 veces campeón del mundo (7 de 350cc y 8 de 500cc) asegura que conoció a una mujer con la que se fue a cenar al restaurante Da Fino, en Riccione, muy próximo al trazado. Según cuenta Giacomo, se ofreció gentilmente a acompañarla tras la cena, con la firme intención de permanecer íntegro, pero cuenta que ella insistió tanto que al final cedió, “porque el hombre no está hecho de madera…”.

A la mañana siguiente, debía medirse en pista contra pilotazos del nivel de Saarinen o Pasolini, un ídolo en Misano porque era de Rimini, y asegura que se sentía intranquilo en la parrilla por lo que había sucedido la noche anterior, porque había roto su rutina y su norma inquebrantable, lo que quizá no le permitiría ganar en esta ocasión. A la hora de la verdad, venció como de costumbre y asegura que, ya más relajado, por la noche se dio el lujo de repetir, aunque nunca más volvió a tener sexo la noche previa a una carrera.

Compañeros suyos de generación no eran de la misma opinión, pero está claro que a él le fue bien ese celibato precarrera, porque ganó 122 GGPP y se coronó 15 veces campeón. Felicidades, maestro.