Competición
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
Bundesliga
Liga Portuguesa

MOTOGP | GP DE SAN MARINO

El día que un niño llamado Rossi hizo su sueño realidad

El hexacampeón disfrutó de un baño de masas por las calles de Tavullia a lomos de la M1 antes de poner rumbo a Misano, donde intentará volver a subir al podio como en 2016.

El día que un niño llamado Rossi hizo su sueño realidad
@YamahaMotoGP

40 años. Este es el guarismo que figura en el DNI de Valenitino Rossi. Más de media vida dedicada a las dos ruedas donde Rossi ha hecho realidad, hasta en nueve ocasiones, el mayor sueño que puede tener un piloto de carreras: ganar un campeonato. 

Sin embargo, el piloto italiano aún tenía pendiente otro gran deseo por cumplir, más allá de proclamarse heptacampeón del Mundial de MotoGP: pilotar su Yamaha M1 por las calles de su ciudad natal, Tavullia. Una fantasía que ha podido efectuar este martes en la previa del Gran Premio de San Marino 2019.

Comenzando por el Rancho, un hogar de 94 hectáreas de terreno donde además de preparar físicamente las pruebas, Valentino supervisa las labores de desarrollo de la VR46 Riders Academy, escuela promovida y financiada por Rossi que ha encumbrado al éxito a Franco Morbidelli o Pecco Bagnaia, el de Urbino se puso el mono y las botas oficiales de los diapasones para, en una escena propia de una película de amor, darse un auténtico baño de masas con los miles de vecinos que se agolparon en la piazzale al grito de "Vale, Vale".

Podrán haber pasado 40 años desde que un 16 de febrero de 1979 naciese una leyenda del motociclsimo, pero lo que permanece intacto es la pasión por el motociclismo que profesan por el mundo del motor, especialmente los habitantes de Tavullia con su habitante más famoso.