Competición
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
Bundesliga
Liga Portuguesa

F1 I GP DE ITALIA

Vettel: ganar en Italia para exhibir que es un piloto Ferrari

El tetracampeón, que afronta la prueba de Monza con graves dificultades tras recibir órdenes de equipo en Spa, asegura que esta carrera significa mucho para él.

Vettel: ganar en Italia para exhibir que es un piloto Ferrari
Dean Mouhtaropoulos Getty Images

A buen seguro que el Mundial de Fórmula 1 2019 no está siendo nada fácil de gestionar para Sebastian Vettel. El tetracampeón, que acumula 374 días sin lograr una victoria en el 'Gran Circo', está padeciendo en demasía en su objetivo de brindarle a Mattia Binotto resultados sólidos para seguir siendo considerado el piloto número 1 de Ferrari.

La velocidad de Charles Leclerc ha provocado que Binotto haya tenido que emitir por la radio de la escudería varias órdenes de equipo en las '12+1' carreras disputadas hasta el momento para favorecer la estrategia de Vettel frente a Leclerc. Hasta el Gran Premio de Bélgica 2019.

"Deja pasar a Leclerc", fue el mensaje que escuchó el piloto de Heppenheim en la vuelta 26 tras haberse situado como líder de la prueba en Spa Francorchamps gracias a una agresiva táctica en comparación con Lewis Hamilton o el monegasco, maniobra que no funcionó y obligó a Vettel a detenerse una vez más en boxes, perdiendo en esta operación la tercera posición con Valtteri Bottas.

Una contrariedad que parece no haber afectado a la motivación de Sebastian Vettel, ya que afirma que afronta el Gran Premio de Italia 2019 con la misión de desacreditar el tabú que manifiesta que nunca ha ganado al volante de un Ferrari en Monza: "Este fin de semana estaremos rodeados de nuestros aficionados que invadirán Monza. Esta carrera significa mucho para mí porque me recuerda a 2008 cuando gané mi primer gran premio con un motor Ferrari que empujó un coche no rojo. Mi ambición es precisamente desacreditar este tabú y ganar con Ferrari. En los últimos años hemos estado muy cerca".

Así mismo, el alemán analiza las características de Monza precisando que el coche se convierte en muy ligero e inestable debido a la baja carga aerodinámica que equipan los monoplazas: "En lo que respecta a la pista, estamos hablando de un diseño único en el mundo, que nos obliga a competir con baja carga aerodinámica y, por lo tanto, con un coche que es bastante difícil de conducir. El coche, con alas tan limitadas, parece muy ligero y menos estable de lo habitual, lo que complica mucho las cosas al frenar. Las rectas de Monza están intercaladas con chicanes bastante estrechas en las que tienes que encontrar el compromiso correcto en el uso de los pianos. Por eso no es fácil identificar la configuración ideal para Monza. Si esto es posible, todo se vuelve más fácil y divertido".