Competición
  • Clasificación Eurocopa

MOTOGP | GP DE GRAN BRETAÑA

Rins se consagra batiendo a Márquez por 13 milésimas

Maverick cerró otro triplete español liderado por el de Suzuki, que logró su segunda victoria ante un Marc que se va con 78 puntos sobre Dovizioso.

Trece milésimas, trece milésimas de nada son las que han separado en la línea de meta de Silverstone a Rins y a Márquez en otro duelo para la historia, que ha rematado Maverick con un tercero que significa el vigésimo triplete español en la clase reina.

La victoria de Álex es la segunda que firma en MotoGP y ambas han sido de tronío. La primera fue este año, en Texas, batiendo en duelo por la victoria a Rossi. Ahora ha sido en Inglaterra, superando al vigente y más que probable próximo campeón. Y es que Marc se puede ir contento del GP de Inglaterra, porque sale mucho más líder. Llegaba con 58 puntos de ventaja al frente de la general sobre Dovizioso y se va con 78.

Eso fue debido a la aparatosa caída sufrida por el de Ducati nada más comenzar la carrera. Al apagarse el semáforo rojo, Márquez se puso primero, Rossi segundo y Rins tercero, sufriendo el de Suzuki un leve susto que provocó un ‘panic braking’ (frenada de pánico) en Quartararo, aunque él dijo después que no tocó freno y que sólo cortó gas. El galo se había puesto tercero y se iba así sorprendentemente al suelo. Dovizioso, que viajaba justo detrás de él, salió catapultado por los aires al pisar su Ducati la Yamaha caída. La Desmosedici se incendió en su arrastrón por la escapatoria y el italiano debió ser evacuado en camilla, pero pronto indicó con el dedo pulgar de su mano derecha que se encontraba bien y poco después se ponía en pie. Ya en la clínica, se decidió por protocolo enviarle a un hospital de Coventry, algo normal después de haber tenido una ligera pérdida de memoria. Tampoco se ahorró el paseo por la clínica del circuito y la visita al hospital Quartararo. Aunque afortunadamente todo está bien..

Tras el caos inicial, Rossi fue perdiendo fuelle. Primero le pasó Rins y luego Maverick, que se tiró apretando toda la carrera para intentar llegar al dúo de cabeza, pero se quedó con las ganas. Cruzó la meta a sólo 0.620 del ganador y con Rossi a 10.8 de él, pero no pudo llegar a meterles la rueda a los de delante. Le faltaron un par de vueltas o más batalla entre los de cabeza, pero es que Rins tenía muy claro que quería aguardar hasta el final.

En la novena vuelta, Rins pasó a Márquez porque éste quiso y sólo unas curvas después fue el de Suzuki el que dejó pasar al de Honda, para no enseñarle su rueda ni sus cartas. A Álex se le veía muy sobrado, tanto que lo mismo daba la impresión de comerse a Marc como que se ponía a mirar para atrás o tenía un susto que recuperaba al instante. Así, lanzó su ataque en la penúltima vuelta. Le pasó en una curva, le devolvió la jugada su rival e intentó pasar de nuevo al campeón en la salida del últim viraja, pero Márquez mantuvo su línea y Rins se tuvo que abrir a lo verde para evitar el impacto entre ambos. Confesó después que creía que se había acabado ahí la carrera, pero reaccionó rápido y siguió dando gas para un último giro apasionante.

La última vuelta arrancó con una milésima de ventaja y Rins se esperó de nuevo a la última curva, pero esta vez cambiando la estrategia. Marc le esperaba por fuera y Álex, que sacrificó algo la entrada, lo intentó esta vez por dentro y la jugada le salió a la perfección. Lo de la vuelta anterior había sido un señuelo para despistar a su rival y batirle con una última maniobra para la historia.

Respecto al resto de españoles de la categoría, Pol noveno, Lorenzo decimocuarto y Rabat decimosexto. Se retiró al final de la carrera con su Aprilia Aleix. Todos tendrán revancha en el Marco Simoncelli de Misano dentro de dos semanas.