MOTOGP

Gubellini: "Quartararo explotó en MotoGP como hizo Stoner"

El jefe técnico del galo destaca el papel que está realizando su piloto junto a la M1: "La Yamaha es fácil, pero llevarla al límite es realmente difícil".

0
Gubellini: "Quartararo explotó en MotoGP como hizo Stoner"
MotoGP

Se esperaban grandes cosas de los novatos que se presentaban en MotoGP esta temporada y pese a que todos están cumpliendo su papel con creces, hay un nombre propio que está destacando por encima del resto convirtiendo además su figura en una habitual en la pugna por las primeras posiciones. Fabio Quartararo ha sido la auténtica revelación de la temporada y en un año que hasta ahora está siendo sobresaliente para el galo, este se ha postulado como el principal rival a un Marc Márquez con el que, aunque todavía no está a la altura de pelear por el título, sí lo hace ya por las victorias sobre una M1 que se ha convertido en su mejor aliada tanto en regularidad como en velocidad.

El francés suma sólo dos caídas después de nueve carreras, además de tres poles que demuestran como no está renunciando a la velocidad para ganar seguridad. De hecho, lo que más sorprende del piloto de Yamaha es su confianza a los mandos de la M1 y la clave, según afirma Diego Gubellini, su jefe técnico, en 'GPone', está en su ambición: "Se acerca siempre a los problemas. La primera pregunta que hace es: '¿Qué puedo hacer para ser más fuerte?". Recuerda a los pilotos ganadores, esos llamados a conseguir grandes logros, pero cuando le preguntan a al italiano por referencias, este asegura que Fabio es único: "Tiene sus propias características y no se parecen a las de ningún otro".

Sí le recuerda a alguien su historia en el Mundial, teniendo que retroceder en el tiempo para encontrar ese símil: "Su trayectoria en MotoGP me recuerda a la de Stoner, que explotó también en la clase reina". Y ya se sabe que el australiano terminó convirtiéndose en campeón del mundo, algo a lo que no renuncia el francés. Quartararo está jugando sus cartas con una moto en la que "es fácil alcanzar un cierto nivel, pero obtener una pole o subir al podio es muy difícil", sólo hay que mirar a las monturas oficiales. Sin embargo, un piloto que "no tiene debilidades pero sí mucho espacio para mejorar" según su técnico, puede encontrar el equilibrio perfecto entre él y la M1, además de un asiento en la estructura oficial cuando llegue el adiós de Valentino. O quién sabe si incluso antes...