Competición
  • Champions League
  • LaLiga SmartBank

FÓRMULA 1

Carlos Sainz manda en McLaren

Ha recuperado 27 puestos los domingos esta temporada, mientras su compañero ha perdido nueve. Seidl bendice su 'feedback': "Ha sido impresionante desde 2018".

Carlos Sainz manda en McLaren
JOHN SIBLEY REUTERS

No es un secreto que la atmósfera de un equipo británico con un piloto británico de 19 años en plena efervescencia no siempre es la más aconsejable para el compañero foráneo. Es cierto que McLaren ya no es la de Ron Dennis, y que Zak Brown y Andreas Seidl lo único que piden a sus pilotos es buenas actuaciones, sin mirar la bandera. Pero… en Silverstone Carlos Sainz salía 13º después de otra clasificación difícil de explicar, con Lando Norris destacando otra vez a una vuelta (8º), y la carrera volvió a poner a cada uno en su sitio: el madrileño ha recuperado 27 puestos los domingos esta temporada, el británico ha perdido nueve (sin contar abandonos en ningún caso).

El jefe de la escudería, a pregunta de AS, no ve "una tendencia" en esos resultados: "Carlos ha tenido mala suerte en varias clasificaciones, le faltaron dos décimas en Silverstone y no estaba contento con cómo evolucionó el coche y hay cosas que debemos analizar en la fábrica. Lando no es más fuerte los sábados ni Carlos, el domingo. Tenemos dos pilotos rindiendo al más alto nivel y eso es bueno porque se empujan entre ellos cada fin de semana y es el escenario perfecto para nosotros como equipo".

El ingeniero alemán explica cómo vio la carrera en Inglaterra: "Gran salida de Carlos otra vez, sí es una tendencia que tenemos buenas salidas. Luego el ‘safety car’ fue perfecto para él porque pudo mantener la posición en la pista con la estrategia ideal de neumáticos. Al final de la carrera Ricciardo era un poco más rápido, pero un gran pilotaje de Carlos le mantuvo detrás. Un buen domingo después de dos sábados que no fueron bien". Esta vez a Sainz le tocó contener al Renault, en Austria tuvo que adelantar a toda la zona media en la pista, en Mónaco sometió a los Toro Rosso y en Barcelona doblegó a los Haas. Es séptimo y suma 38 puntos, sólido líder de la zona media (Raikkonen, 8º, tiene 25). 16 más que su compañero de equipo aportando el 63% de los que tiene McLaren, también sólido cuarto entre los constructores con Renault a 21 puntos.

Y esos números sí son una sorpresa para Seidl: "Después de la temporada pasada, cuando aún estaba sentado en mi casa en el periodo de suspensión, no esperaba que el equipo hubiese dado un paso tan grande con el coche de este año en comparación con Abu Dhabi 2018. Podemos tener del cuarto al sexto coche, dependiendo de la carrera. Con las actuaciones de Carlos, también de Lando, y con las decisiones de estrategia que han favorecido al coche, hemos usado las oportunidades que hemos tenido frente a coches más fuertes que nosotros". Además, el ingeniero alemán bendice el ‘feedback’ de Sainz a los ingenieros: "Los dos son muy rápidos, que es lo más importante, pero cuando miro en los detalles sé que Carlos ha sido impresionante desde el test de Abu Dhabi 2018 con todas las nociones que nos ha dado, tiene experiencia y es quien se aseguró de que encontrábamos la correlación con el simulador, y daba mensajes a los ingenieros pensando en el coche del año siguiente".

El madrileño, de 24 años, resta importancia al golpe en la mesa en territorio Comanche. Sabe que tanto él como Lando tienen que arrimar el hombro por el bien del equipo, porque ninguno quiere luchar por sextos puestos, sino mucho más. "En las escuderías que no luchan por el Mundial no sería justo que hubiera primeros pilotos", opina. Nunca había sumado tantos puntos a estas alturas de temporada, puede estar contento. Pero también sabe que carreras como esta, de cuando en cuando, sirven para recordar quién manda en la pista entre los McLaren.