Competición
  • Premier League
  • Serie A
Premier League
Serie A

F1 | AUSTRIA

¡Sainz remontó once puestos!

Del 19º al 8º con el McLaren, feliz el madrileño: "De las mejores que he hecho en Fórmula 1, no sé ni cuánto he adelantado en el primer 'stint".

Carlos Sainz (McLaren MCL34). Austria, F1 2019.
ANDREJ ISAKOVIC

Carlos Sainz remontó once puestos, del 19º al 8º y terminando no tan lejos de Norris y Gasly. Gran carrera del madrileño, que terminó muy contento el fin de semana tras un amargo sábado por la penalización en parrilla. Adelantó en la pista a los Toro Rosso, Racing Point, Haas, Renault y Alfa Romeo en dos 'stints' memorables y terminó con el alerón roto. Era su gran día, su gran remontada.

-La salida, la remontada del 19º al 8º, ¿por dónde empezar?

-Gracias. De las mejores que he hecho en F1. Saliendo último y tomándomelo con calma para no destrozar los neumáticos. No sé cuánto he adelantado en el primer ‘stint’, llegué hasta Ricciardo y luego pensé en ir largo con ese neumático, guardando hasta la vuelta 41 o 42. Cuando puse la dura al final llevaba un segundo por vuelta más que el resto de la zona media y a falta de diez vueltas estaba para coger a Gasly, pero un piano me destrozó el alerón delantero y al final llegué casi de milagro.

-El coche funcionó.

-Nunca había tenido un coche con el que salir último y poder hacer esta carrera, incuso teniendo en algún momento la vuelta rápida. Haciendo adelantamientos limpios, creo que no han salido por la tele porque cada vez que adelantaba miraba a la pantalla y veía que no, que tampoco salía ese. Quizás hubiese podido atacar al final a Gasly o a Lando, pero no me puedo quejar.

¿Todo le fue perfecto?

-Había mucho ritmo, metía un segundo por vuelta a toda la zona media y medio al final de la carrera a Gasly y Lando. De esos días que el coche y yo éramos uno y hemos ido remontando.

-Se le pasó el enfado del sábado…

-Sí, de repente me apetece mucho más clasificar en Silverstone. Ayer no me apetecía nada de lo que me tocó hacer, aunque suene mal, tuve un mal día e incluso había dormido mal. Esta carrera me apetecía un montón. De esos días que no puedes esperar a que se apague el semáforo, de hecho casi me salto la salidas.