MOTOCICLISMO | GP DE CATALUÑA

Monumento a Luis Salom en la curva de su trágico accidente

El Circuit de Barcelona-Catalunya ha erigido un monolito en memoria al mallorquín, fallecido en los entrenamientos libres de Moto2 del 3 de junio de 2016.

Monumento a Luis Salom en la curva de su trágico accidente

Venir a Montmeló, con motivo del GP de Cataluña de MotoGP, significa acordarse irremediablemente de Luis Salom, fallecido el 3 de junio de 2016, fruto de una caída en la curva 13 en los entrenamientos libres de la tarde de Moto2. El piloto mallorquín está en el recuerdo de todos y desde la edición de este año el Circuit de Barcelona-Catalunya honra su memoria con un precioso monumento en su honor.

Se ha erigido un monolito desarrollado por el estudio de diseño Grib Producciones, con la firma de Javier Conde. Está situado junto al mural que se puso en su día con la foto de Luis, en el que el público estampa su firma y dedicatoria junto a su foto y el ya célebre logo LS39 Always.

Lo que no ha habido, ni va a haber, es una inauguración oficial por expreso deseo de la familia. María Horrach, la mamá de Luis y su inseparable compañera de viaje, sí que quiere agradecer a los responsables del circuito el detalle que ha tenido, en especial a su director, Joan Fontseré. Lo hace en conversación telefónica con As desde Palma de Mallorca: “Quiero agradecer este monolito dedicado a mi hijo a la gente del circuito, a su director y, sobre todo, a los fans y a la gente que quería a Luis y que durante todos estos años ha estado pidiendo que se hiciera algo en memoria de Luis”.