Competición
  • Clasificación Eurocopa

F1 | CANADÁ

Las claves de la carrera: análisis del ritmo en las tandas largas

Mercedes fue más sólido que Ferrari aunque no se probó con neumáticos medios, los que utilizarán al empezar. McLaren tenía más que Renault.

Hamilton y Bottas (Mercedes W10). Canadá, F1 2019.
Mark Thompson

El único entrenamiento que arroja alguna clave de lo que se espera este domingo en cuanto ritmo de carrera fue el segundo, pero Hamilton apenas participó en él por culpa de su accidente. Así que las tandas largas válidas de Mercedes las hizo Bottas, exclusivamente con el neumático duro, porque algo aprendieron en Mónaco cuando intentaron alargar la vida útil del medio en exceso. Al respecto, el finlandés rodó con el blando entre 1:15 y alto y 1:17 bajo antes de sufrir una degradación mayor e hizo sus últimas 18 vueltas, realmente sólidas, con el duro promediando un 1:16 alto, aunque oscilaba entre el 1:18 y el 1:16.

Al contrario, el ritmo de Vettel pareció poco consistente. El alemán rodó en 1:17, 1:18 y rápidamente cayó al 1:19 con el neumático blando, probablemente por eso optaron por el medio en la Q2 de la clasificación y ese será el neumático que utilicen al empezar la carrera. Su tanda con esas gomas fue breve, sólo siete vueltas, rondando el 1:17 alto. Charles Leclerc, por su parte, se empleó a fondo con las medias haciendo buenas tandas de 1:17 muy regulares.

Ricciardo no tenía mucho ritmo con las blandas usadas que empleará al inicio de la carrera (rápidamente caía a 1:18), algo más constante se mostró con la media, aunque en cualquier caso varias décimas más lento que McLaren, así que en el Renault debe estar el corte que separe a los coches que luchan por la victoria del resto del pelotón. En ese sentido, Carlos Sainz hizo tandas muy sólidas tanto con el blando usado como con el duro, pero su 12ª posición de partida complica mucho sus aspiraciones. De Red Bull hay pocos datos porque Verstappen también golpeó con el muro en aquella segunda sesión y Gasly no siempre alcanza el máximo de prestaciones del RB15. El francés probó con duros y rodó, pero pocas vueltas, en 1:17 alto.

Se prevé estrategia a una parada, aunque el circuito Gilles Villeneuve invita a las apariciones del coche de seguridad por sus muros rodeando la pista, y como bien explicaba Iñaki Rueda, de Ferrari, en Mónaco, una parada bajo condiciones de ‘safety car’ dura casi la mitad que otra en condiciones normales. Ahí vuelve a entrar en juego el riesgo de bandera roja, que es bajo en casi todos los trazados, pero existente: si se para la carrera, los equipos que no hayan pasado por boxes no tienen que hacerlo, porque la norma obliga a utilizar dos tipos de neumáticos, pero no a parar, así que pueden montarlos para la resalida sin perder valiosos segundos en el ‘pit lane’.