Competición
  • Champions League
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina

F1 | LA INTRAHISTORIA

Las dudas de Vettel sobre el futuro y un Ferrari libre en 2020

Sebastian Vettel (Ferrari SF90. F1 2019).

Charles Coates

Llegan rumores sobre una posible retirada a final de año que abriría puertas a pilotos como Alonso, pero el alemán suena firme: "Yo soy parte del equipo".

Sebastian Vettel ya ha dicho que no ve claro el futuro de la Fórmula 1, su condición de deporte espectáculo y la evolución de las normas de ahora en adelante. Eso es cierto, pero también lo es que en abril de este mismo año reconocía que está "realmente seguro de querer pilotar tanto este año como el próximo", 2019 y 2020, que son las temporadas para las que tiene contrato con Ferrari. Nadie está atado más allá a ningún coche porque el cambio de reglas puede generar un nuevo escenario y no hay piloto que quiera arriesgarse a quedarse encadenado a un equipo de segundo nivel.

Ahora llegan susurros desde el paddock de Mónaco, por parte de un periodista inglés, sobre una posible retirada del tetracampeón alemán a final de este año, o que al menos 'Seb' lo está considerando. No obstante, conviene tener en cuenta el contexto: una realidad de crisis en Ferrari con problemas en casi todas las áreas que van mucho más allá de un coche impotente, con prestaciones para ganar pero que no se pueden exprimir por culpa de un error de base, decantarse por la eficiencia sacrificando carga aerodinámica que habría sido fundamental para controlar la temperatura de trabajo de estos neumáticos Pirelli.

Es cierto que la única grieta que se ve a corto plazo entre los coches 'top' de la parrilla es la de Vettel, porque Leclerc apunta a campeón del futuro 'ferrarista', Hamilton estará en Mercedes siempre que quiera y Bottas ha dado un golpe en la mesa en este 2019, a pesar de sus dos bajones en España y Montmeló. "El Valtteri de este año sé que se recuperará y llegará a Montreal mejor que nunca", dice Toto Wolff al respecto. Ricciardo, Pérez o Magnussen llevan años esperando a un volante de primerísimo nivel. Y de haber un Ferrari libre, incluso Verstappen podría preguntar por él. Aunque otro nombre que sonaría muy fuerte, como es lógico, es el de Fernando Alonso, que no ha querido desvincularse del todo de McLaren, de la F1 al fin y al cabo, por si se abre una puerta interesante en el futuro.

También es cierto que Vettel es un hombre de equipo, más allá de lo que otros campeones piensen de él. Ahora, con el SF90 rindiendo muy por debajo hasta el punto de celebrar una segunda plaza como el fin de los dobletes de Mercedes, mantiene ese mensaje. "Yo soy parte del equipo, no me pongo por encima. He tenido momentos difíciles este año luchando con el coche, y todavía no estoy en un nivel en el que me sienta mucho más cómodo. Está relacionado con poner el coche en la ventana correcta (de la temperatura de neumáticos). Una vez eso llegue, se siente mejor y puedes progresar, aunque no sucede muchas veces y es una combinación de muchas cosas. No ha sido fácil hasta ahora, pero sigo pensando que hay más potencial en este coche y en el equipo. Insisto en que soy parte del equipo", dice Sebastian. Y si encuentran ese potencial en algún momento de la temporada, seguro que desaparecen muchos rumores y mensajes en torno al huracán que ahora sobrevuela Maranello.