Competición
  • Champions League
Champions League
Cluj Cluj CFR

-

Slavia P. Slavia P. SLP

-

LASK LASK ASK

-

Brujas Brujas BRU

-

APOEL APOEL APO

-

Ajax Ajax AA

-

F1 | CHINA

Binotto no le quita ojo a Leclerc

Charles Leclerc, Ferrari SF90 (China, F1 2019).

STR

Con las órdenes de equipo de fondo, el jefe de Ferrari presenció los 18 minutos de rueda de prensa del monegasco y ensalza cómo encajó lo de Bahréin.

No es una exageración: Mattia Binotto, el director de la escudería Ferrari, no le quita ojo a Leclerc. El suizo presenció los 18 minutos de rueda de prensa de Charles en China, apoyado en la pared, caminando cerca de la puerta o junto a una pequeña barra. No siempre miraba fijamente, pero en ningún momento dejó de escuchar. En Shanghái, el jefe resaltó otra de las cualidades de su joven piloto: "Hizo una buena carrera y una gran clasificación en Bahréin, pero por encima de eso estuvo fantástico en sus comentarios después de la carrera. Le dijimos que buen trabajo y que estamos más que contentos con él".

Las recurrentes órdenes de equipo que sitúan a Vettel como prioridad en caso de empate técnico, una vez más, tienen una explicación según Binotto: "Si hay un 50-50 donde debamos tomar una decisión, la ventaja debería ser para Sebastian simplemente porque tiene más experiencia con el equipo, ha ganado cuatro Mundiales y ciertamente para nosotros es el piloto que tiene más opciones de luchar por el título". Aunque aclara, también una vez más: "Con los pilotos hemos acordado que, en algunas carreras, las cosas pueden cambiar por la razón que sea, sin duda".

Esa situación fue evidente en Bahréin, cuando Leclerc era más rápido que un Vettel con problemas, incómodo en el SF90. Al monegasco le dijeron que mantuviera la posición unas vueltas, pero en la recta de meta adelantó al tetracampeón sin contemplaciones. Y volvería a hacerlo: "El interés del equipo es extremadamente importante, como ya mostré en Australia, pero en este caso concreto había una ventaja grande de ritmo en ese momento de la carrera. Tuve la oportunidad en la recta, fui a por ella y fue un adelantamiento seguro", dice Leclerc.

Sobre su fortaleza mental, la que le llevó a medir cada una de sus palabras cuando un fallo mecánico le dejó sin victoria: "Mi cabeza era una debilidad cuando corría en kárting y he trabajado mucho en eso para cuando me hiciera falta en F1. Creo que ahora es uno de mis puntos fuertes". En su relación con Vettel "no ha cambiado nada. Cualquier piloto quiere ganar a su compañero, pero hay un gran compromiso en competir entre nosotros, rabajar juntos en lo que es bueno para el coche y el equipo". Cuando le preguntan si su actuación de Bahréin ha podido cambiar el orden de prioridades del equipo, sonríe y señala al fondo de la sala: "Es una pregunta para Mattia". En la carrera de China salen separados por unos metros, tercero y cuarto, y alguien tendrá que gestionarlo.