MOTOGP | GP DE ARGENTINA

Aleix Espargaró: "Me gustaría ser profesional de la bici al dejar MotoGP"

Aleix Espargaró, durante la reciente prueba de MTB

Aleix Espargaró Twitter

El de Aprilia llega a Termas tras ser 28º en la Cape Epic, una especie de Tour de Francia por parejas en mountain bike. Ya hizo sólo 5 horas y 47 minutos el año pasado en la Quebrantahuesos de carretera.

Termas de Rio Hondo

La pasión por las bicis de Aleix Espargaró es de sobra conocida. Tiene una amplia colección ("12 de carretera y 6 de MTB") y se machaca con profesionales tanto en la carretera, con la flaca, como en el campo, con la mountain bike. A Argentina ha llegado tras conseguir un increíble 28º puesto en la Cape Epic disputada en Suráfrica, una especie de Tour de Francia por parejas (él formó con Ibon Zugasti) y la prueba más dura del mundo de MTB. Consta de un prólogo y siete etapas, para 624 kilómetros con un desnivel total de 16.650 metros. Una barbaridad de la que llega tan emocionado que ya no niega que intentará ser ciclista profesional cuando cuelgue el mono, lo que no tardará mucho. Se lo ha asegurado a As en el paddock de Termas de Río Hondo.

La Cape Epic de MTB: "Esta carrera es la más dura del mundo con diferencia a nivel de mountain bike. Es la más larga, ocho días, y cinco horas cada día con muchísimo desnivel, que es lo que más revienta el cuerpo y cada día se acumulan 3.000 metros. Es casi como una etapa del Tour de dura. Y es más duro hacer kilómetros con la MTB que con la de carretera. Han sido como 660 kms de campo que en carretera equivaldrían a 1.000 seguro. No te deja descansar nunca, porque en las bajadas no se descansa, porque vas muy atento. Y ahí con la de carretera descansas".

Su 28º puesto: "Estoy muy feliz con mi resultado y la verdad es que no me lo esperaba. Hace ya cuatro años que estoy yendo en bici, no a nivel profesional, pero casi, y me sorprende a mí mismo lo que sigo progresando. Habrá un día en el que no pueda mejorar más, pero ahora estoy en contacto con muchísimos preparadores de equipos buenos. A todo el mundo le hace gracia ver hasta dónde llego y me dicen que no entienden cómo puedo ir tan rápido con los viajes que hago. Es así porque a un profesional le mata diez horas de avión. Eso les hace perder una semana de entrenamiento y yo me paso la vida viajando, así que esto es lo que más les choca".

Su evolución: "Lo que más he mejorado es el motor. Voy mejorando el V2+, que es algo muy largo de explicar, retrasas también la fatiga, la aparición del ácido láctico… Crece el motor, que es lo importante. En 20 minutos no es que mejore muchísimo mis test del año pasado, pero tengo muchísima más resistencia y puedo estar a un nivel muy alto durante tres o cuatro horas. Y creo que eso es la diferencia entre los profesionales y los mortales. El primer día saqué 168/170 de media y a partir del segundo día no fui capaz de subir 155 de media, porque el cuerpo está cansado. Mi tope es 190".

Su sueño: "Intentaré ser profesional de la bici algún día. Me gustaría mucho. Es imposible compatibilizar la bici y la moto a la vez a nivel profesional, porque los viajes me matan, pero ahora estoy en un momento de mi vida que soy muy feliz, con mis dos niños y siendo competitivo con Aprilia otra vez y yendo bien en la bici. No me agobia mi futuro, pero soy consciente de que no me quedan muchos años en este paddock. Ahora tengo 29 años y no sé si acabaré después de este contrato, pero está clarísimo que como mucho renovaría por una vez más aquí. Los colombianos de ahora están volando con 22, 23 y 21 años, pero Valverde tiene 37 y sigue ganando todo. Es muy difícil saber cuál es la edad ideal, pero está claro que con 30 años es un buen momento para un ciclista".

Profesional de la carretera o del MTB: "Tengo tiempo para pensármelo. Me parece mucho más dura la carretera, porque donde está la tele y el dinero están los mejores. Por eso los ciclistas con más motor están en la carretera. Cuando yo me retire de las motos podré decir que me habré ganado bien la vida y todo lo que haga será por pasión y no por dinero".

Si volviera a empezar: "Volvería a ser otra vez piloto de motos".

Su Orbea y al Scott ganadora: "Conozco la bici ganadora, con el botón en el manillar, pero estoy súper feliz en Orbea y tenemos un misil de bici. A diferencia de la Scott, nosotros tenemos dos bidones y ellos tienen que llevar uno en el maillot, así que lo nuestro es ideal para las carreras de maratón, que es lo que me gusta a mí, porque te da la vida".