MOTOGP

Las cuatro zonas clave para adelantar en Termas

De las 14 curvas que forman el trazado argentino hay un cuarteto de puntos calientes que darán más espectáculo y permitirán luchar por la victoria.

0
Las cuatro zonas clave para adelantar en Termas
Nicolás Aguilera

1, 5, 7 y 13 son los mejores números para cantar 'bingo' en Temas. Se podrían buscar otras cifras, hay recorrido de sobra para hacerlo, pero esos números simbolizan los puntos calientes de la pista argentina para atacar. Es muy importante encontrar el hueco, especialmente en una categoría reina donde últimamente las decisiones se sentencian a base de milésimas. Las opciones se juegan hasta la última curva y a la hora de ofrecer acción y pelear por dar un paso hacia delante en el asfalto, esas cifras hacen referencia a las cuatro curvas que más garantías ofrecen para salir airoso.

Lo primordial es ganar. Pero tan importante es el saber dónde hacerlo. La última curva siempre ha librado batallas históricas y de ahí que la penúltima del trazado argentino sea uno de los puntos marcados en rojo para que el perseguidor se convierta en el primero en ver la bandera a cuadros. Encontrar el hueco en la 13 y un adelantamiento efectivo es garantía de victoria en Termas ya que, a la salida de la 14, espera una línea de meta que viniendo en vuelta lanzada no da opción de aprovechar el rebufo.

Hace un año Márquez desató la polémica en este punto. Y no porque llegase jugándose la victoria ya que acumulaba dos sanciones en su haber. El ilerdense despertó a los fantasmas del pasado tratando de entrar por un sitio imposible en el que se encontraba un Valentino Rossi que terminó en la hierba. Era el lugar, pero no la forma. De hecho, en los últimos años la pista de Termas no ha vivido finales ajustados y este no ha sido un punto polémico, aunque sí clave, para cantar victoria. Pero también hay otras zonas en las que se puede ganar.

Los puntos calientes para adelantar en Termas.

La primera se encuentra al final de meta. La curva 1 ofrece garantías en la salida y sin embargo se convierte en un arma de doble filo en un intento final. Viniendo a rebufo la posición del que corre con el peso del liderato está en juego y, el perseguidor, puede salir beneficiado. Si no es ahí, en la cinco habrá otra oportunidad. Muy cerrada y de derechas, es el punto más crítico para los frenos. Pese a que sólo se frena durante el 30% de la prueba, la velocidad se reduce de 324 km/h a 78 km/h en sólo 316 metros y el interior se convierte en un caramelo que muchos quieren probar para salir directos hacia la 6, uno de los puntos más rápidos que se convierte en un comodín para ganar distancia.

Por último la 7 cierra la lista de posibilidades con un giro de derechas que da un pequeño respiro tras salir de la 8, antes de enlazar una chicane complicada que forman las tres siguientes curvas. Durante el curso anterior Viñales se sirvió de este punto para dar cuenta de Dovizioso y hacerse con la quinta posición aunque, esta temporada, se espera que al menos el hombre de Ducati esté luchando por algo más. Podría repetirse un Dovizioso-Márquez como el que se vivió en Qatar.Ante este escenario la 13 sería el punto idóneo para atacar y el final, depende de un guion que comenzará a escribirse el domingo una vez se apague el semáforo.