FÓRMULA E | EPRIX DE SANTIAGO

"En Fórmula E gana el mejor, no el que más dinero tiene"

Joan Orús.

Rafa Payá

Formula E Coche Formula E

Joan Orús, team manager de Mahindra en el certamen eléctrico de la FIA, no duda: "La FE no tiene techo y el coche eléctrico es el futuro en la calle".

Santiago de Chile

Ingeniero industrial de Barcelona y 'team manager' y director técnico del equipo indio Mahindra en Fórmula E. Joan Orús siempre vio un futuro ligado al coche eléctrico y de ahí que ya su proyecto de fin de carrera fuera "un vehículo solar 100% eléctrico para disputar una carrera en Australia". El ingeniero con especialidad mecánica tuvo claro que quería estar desde el principio en la Fórmula E y participar en el título de Nelsinho Piquet en la edición de 2014/2015 le abrió las puertas de Mahindra. En Santiago de Chile atendió a As.

-Podio en Arabia Saudí, victoria en Marruecos, líderes de la Fórmula E con D'Ambrosio y segundos por equipos. Más no se puede pedir hasta ahora, ¿no?

-Hemos empezado muy bien y estamos contentos. Está claro que hemos tenido 'ayuda' de los rivales pero hay que estar ahí para poder aprovecharla. Buen inicio pero te reconozco que no estamos 100% satisfechos porque solo estamos puntuando con un coche y había posibilidades de hacerlo con los dos. En Santiago el objetivo es puntuar con los dos y seguir con la buena racha.

-Mahindra es un equipo indio con Dilbagh Gill como jefe, pero el team manager y director técnico es usted y hay multitud de ingenieros españoles... ¿Cómo es eso?

2018 Marrakesh E-prixJoan Orús con Dilbagh Gill, CEO and Team Principal de Mahindra Racingen el podio de Marrakech.

-Nosotros estamos desde el inicio de la Fórmula E en Team China y desde la temporada 2 ya con Mahindra. Tenemos un sistema híbrido dentro del equipo. La mitad está en Inglaterra donde tenemos una central en el que se encargan más del desarrollo del coche de la temporada siguiente y en Barcelona tenemos una nave desde donde llevamos toda la explotación del equipo con los test y todas las carreras. Ahí están los mecánicos, los ingenieros de pista... Somos en total 16 españoles, más o menos el 50% de Mahindra en Fórmula E, pero el 70% del equipo que va a las carreras.

-¿Cuál es el objetivo para esta quinta temporada?

-El año pasado tuvimos problemas de fiabilidad y eso nos impidió ganar dos carreras que teníamos casi en el bolsillo y que habrían cambiado todo. 50 puntos más habrían sido fundamentales. Además esto peso mucho en el ánimo en las últimas carreras. Este año el objetivo que nos hemos marcado es acabar entre los tres primeros. Cada vez es más difícil porque el nivel es altísimo. BMW y DS Techeetah están muy fuertes y por eso acabar en el Top 3 es un reto importante.

-La Fórmula E está teniendo un crecimiento exponencial, ¿ve algún límite?

-Creo que la Fórmula no tiene techo aunque obviamente será todo muy progresivo. Está muy estabilizada ahora mismo, pero cada vez llegan más marcas, los presupuestos son más grandes, el reglamento se va abriendo... Por eso no le veo techo aunque el escalonado es lento y progresivo. En la Fórmula E no hay prisa, nadie aquí quiere convertir esto en una nueva F1. Creemos que el camino que estamos siguiendo es el correcto para que los costes no se disparen y el campeonato se convierta en algo imposible. Precisamente gracias a cómo está montado, un equipo más modesto como Mahindra puede estar luchando contra BMW, Audi, Citroën o Renault. Por eso debemos seguir con esta tendencia en el certamen: costes controlados para dar oportunidades a todos. Que el equipo ganador sea el que mejor lo haga, no el que más dinero tenga.

Jerome d'Ambrosio, líder actual de la Fórmula E.

-Las marcas ven un futuro eléctrico muy asociado a los coche de calle. ¿Esta retroalimentación competición-carretera es una de las claves del éxito de este certamen?

-Sin duda, yo como ingeniero estoy convencido que el coche eléctrico es el futuro. Las marcas están en la Fórmula E no solo como opción de márketing, sino como banco de pruebas para aprender y poder extrapolarlo a los coches de calle. Aquí estamos tocando los motores y las estrategias en energía que se van a implementar en la calle dentro de cinco años. Es un motivo fundamental por el que las marcas están en la Fórmula E, poder investigar para luego usarlo en la tecnología del coche de calle, como se hacía antiguamente en la F1.

-Además de las marcas, también cada vez llegan pilotos con más prestigio...

-Actualmente la Fórmula E, junto quizá a la IndyCar, es tras la F1 el campeonato preferido para los pilotos. Los 22 pilotos que hay aquí son profesionales con grandes salarios que se toman muy en serio este campeonato y que cada vez deben dedicarle más y más tiempo en simulador, en test, en preparación... para poder estar delante. Es un campeonato 100% profesional y cada vez más competitivo y emocionantes las carreras, y por eso les gusta mucho a los pilotos. La Fórmula E atrae a los pilotos.

-Quizá en España está costando más que la Fórmula E dé el salto a la gran masa de aficionados. ¿Tener un piloto o un ePrix sería la clave?

-Lo ideal es que hubiera un piloto. En España cuando hay un deportista que está luchando por ganar despierta interés en el país por ese deporte. Evidentemente tener un ePrix en España también sería genial. A nivel de ingenieros, de técnicos, de mecánicos tenemos muchísimos aquí, no solo en Mahindra. También hay en otros equipos con gente española trabajando con ellos: Jaguar, Mercedes...