Competición
  • Euroliga
  • Clasificación Eurocopa
  • Final ATP World Tour
  • Copa Argentina
Euroliga
CSKA CSK

-

Fenerbahce FNB

-

Estrella Roja RED

-

Asvel Villeurbanne AVI

-

Olympiacos OLY

-

Zalgiris ZAL

-

Final ATP World Tour
daniil_medvedev Daniil Medvedev Daniil Medvedev
-
alexander_zverev Alexander Zverev Alexander Zverev
-
Copa Argentina
FINALIZADO
River Plate River Plate RP

2

Estudiantes Caseros Estudiantes Caseros CAE

0

DAKAR 2019

Carlos Sainz y Mini, al Dakar: "A estas alturas quiero divertirme"

Carlos Sainz.

JESÚS ÁLVAREZ ORIHUELA

El madrileño y Lucas Cruz, en Madrid: "El objetivo es intentar ganar. El estrés este año será mayor con dunas en todas las etapas".

Dice Carlos Sainz que cuando no vaya al Dakar se tendrá que "inventar una excusa" para saludar a los medios antes de las navidades. Por ahora, con 56 años, aún no la necesita: se acerca enero y se acerca una carrera en la que defiende corona, pero cambiando de montura. "Mini es el equipo que más interés mostró, querían sí o sí que corriera con ellos y por eso estoy aquí", explica el madrileño, que pilotará el dos ruedas motrices fabricado por X-Raid.

"Desde el primer test, en junio en Marruecos, hasta hoy, la progresión ha sido increíble. El Mini es un coche de dos ruedas motrices muy nuevo dentro del panorama de raids, debutó el año pasado en el Dakar y no tiene la evolución de varios años detrás, como sucedía con el Peugeot. Quizás eso es una de las cosas que me preocupa, la fiabilidad, aunque no es por la falta de trabajo", explica. Con ese interrogante de la fiabilidad, por su juventud, este buggy ha progresado hasta parecerse en su rendimiento al Peugeot 3008DKR que permitió a Sainz y Lucas Cruz vencer en el último Dakar, el más duro de Sudamérica: "¿Expectativas? Todas. Acabar la carrera pero sobre todo intentar ganarla. Y yo me quiero divertir, a estas alturas de mi carrera es fundamental que me divierta. En la vida es bonito tener estos desafíos".

Para Perú, que acoge íntegramente el rally dentro de dos semanas, espera a los mismos rivales de hace un año: "Cuento con mis compañeros de equipo (Peterhansel y Despres) y con Nani Roma en el 4x4 de Mini. Y luego, sin duda los Toyota, enemigo número uno a batir encabezados por Nasser Al Attiyah. Y no hay que olvidarse de Loeb (lleva un Peugeot privado). Al final somos los mismos con otros coches".

Sobre el recorrido, diez etapas de arena, Carlos espera "un Dakar intenso y complicado, como siempre es". "El porcentaje de dunas será de casi 100, una etapa de 300 kilómetros de arena no sé si nos llevará cinco horas y la trampa está detrás de cada duna, como le pasó a Loeb. El estrés para mí, que vengo de los rallys, es mayor. Pero nos sucederá igual a todos. Si el último día llegas con 20 minutos de ventaja nadie va a estar tranquilo con una etapa de dunas por delante", asegura.

Carlos Sainz habló con Jesús Balseiro y Pipo López, de As.

"Al final, entre un Dakar y otro sólo hay un mes de descanso"

Carlos Sainz

Coinciden Sainz y Cruz en que llegan "sin presión". "La victoria del año pasado nos hizo una ilusión tremenda, no porque sea la última sino por las circunstancias, por cómo se desarrolló la carrera y el tipo de carrera que fue", dice el piloto, que se da por satisfecho con su balance en la prueba más exigente, que ha ganado dos veces: "Estoy más que agradecido a lo que la vida me ha deparado. Encima he tenido la suerte de dedicarme a la que ha sido mi pasión, recuerdo dibujar coches de rally con doce o trece años. Soñar es gratis, yo soñé y tuve la suerte de que mis pequeños sueños se hicieran realidad. Por eso siempre digo a mis hijos, y a la gente, que mi consejo es que los sueños con trabajo, ilusión y dedicación a veces se consiguen, hasta con 56 años. Y estoy seguro de que conseguiré sueños con 60, aunque serán otros". Nadie más ha ganado el Dakar con sus 55 del pasado enero, defiende ese récord, aunque no es el único que posee en el desierto: "La victoria con Volkswagen (2010) también fue bonita, que fue la más apurada de siempre en el Dakar". Poco más de dos minutos.

Recta final. Viajarán el 2 de enero a Lima, donde el 7 comienza la carrera rumbo al sur del país para regresar después a la capital en las jornadas finales del rally. "El Dakar es especial porque es una carrera anual, tienes que hacer los deberes durante todo el año con doce meses de espera y preparación, pero sólo tienes un intento", describe Carlos. Amplía Lucas: "El periodo de evolución del coche al final se reduce a cinco o seis meses, porque lleva tiempo diseñar y fabricar piezas que luego tienes que fiabilizar y desarrollar". Y el madrileño sentencia: "Al final, entre un Dakar y otro sólo hay un mes de descanso". Y quizás se le han hecho cortos estos meses de descanso y espera: "Yo estoy contento porque esto empieza".