F1 I LA INTRAHISTORIA

Hamilton casi abandona por superar su escape los 1.000°C

Toto Wolff admite que el departamento de High Performance Powertrain manifestó que el motor del pentacampeón iba a romperse de manera inminente.

0
Hamilton casi abandona por superar su escape los 1.000°C
RICARDO MORAES REUTERS

No fue una victoria más. La primera posición de Lewis Hamilton en el Gran Premio de Brasil, unida al quinto puesto de Valtteri Bottas, facilitó a Mercedes conseguir el pentacampeonato de equipos, a falta del Gran Premio de Abu Dhabi 2018.

Un triunfo que Hamilton celebró de manera muy impetuosa con los mecánicos de Brackley, haciendo ceder incluso la valla de separación que la FIA instauró en la calle de boxes de Interlagos, para posteriormente arrodillarse y abrazarse a la unidad de potencia de su monoplaza.

Un apasionado festejo del piloto de Stevenage que ahora se puede justificar"Tuvimos una carrera tan horrible con un resultado final perfecto: Lewis ganó y nosotros ganamos el Campeonato de Constructores. Pero puedo decirles que a mitad de la carrera obtuvimos información: fallo inminente de la unidad de potencia en el coche de Lewis Hamilton. Los chicos de al fondo, los chicos de HPP [High Performance Powertrain] lo arreglaron. Dios sabe cómo se puede reparar el hardware que está a punto de romperse y hacer que el monoplaza termine", analiza Toto Wolff. 

Wolff señala en 'Reuters' que el escape del W09 alcanzó temperaturas superiores a 1.000°: "Tengo unos 10 canales abiertos en el auricular y en uno de los canales escuché: 'Fallo inminente de la unidad de potencia de Lewis Hamilton, va a fallar en la próxima vuelta'. Puse el volumen y dije: '¿Disculpe qué?' Y respondieron: 'Sí, tenemos un problema masivo con la unidad de potencia y va a fallar en la próxima vuelta'. No falló en la siguiente vuelta y volví a hablar: 'Cuando tengan un minuto, avísenme'. Los dejé trabajar, pero les pedí que me contaran lo que estaba pasando. Más tarde me explicaron que nuestro escape simplemente estaba a punto de fallar, ya que estamos sobrepasando todos los límites de temperatura. Comenzaron a arreglarlo y la temperatura bajó a menos de 1.000°C, 980°C, pero aún era demasiado alta. Luego se recuperó a la siguiente vuelta. Fue realmente horrible".