Lavigne: "Podemos producir un Dakar con 10 etapas de calidad"

DAKAR | ENTREVISTA

Lavigne: "Podemos producir un Dakar con 10 etapas de calidad"

Etienne Lavigne.

ASO/A.Vialatte

El director del Dakar explica las previsiones ante una edición 2019 que se desarrollará íntegramente en Perú. Habla de las opciones de futuro y de la salida de Coma.

Etienne Lavigne, director del Dakar, explica sus previsiones ante una edición de 2019 que se desarrollará íntegramente en Perú con 10 etapas. El futuro de la carrera está en Sudamérica, pero si no encontrasen "voluntad" de varios países para 2020, podrían estudiar otras regiones como África u Oriente Medio.

Sólo un anfitrión en el Dakar 2019. Una sorpresa…

Vamos a organizar el Dakar de 2019 solamente en Perú. Ha sido una sorpresa también para nosotros porque sí sabíamos cuál era la tendencia en Chile, tuvimos contactos con ellos las últimas semanas y entendimos que es un contexto económico muy difícil y con una política de austeridad dura. Fue más una sorpresa por parte de Bolivia, estuvimos allí una semana y no podíamos imaginar una renuncia en este momento porque teníamos una gran relación y estábamos listos para integrar Bolivia en este Dakar. No fue una buena noticia, pero es así, no lo podemos cambiar y por eso haremos un Dakar cien por cien peruano y dakariano.

¿Cómo piensan desarrollar ese recorrido?

Vamos a utilizar la magnífica geografía de Perú y su desierto ubicado entre el Pacífico y Los Andes. Habrá etapas de arena, dunas y navegación, casi un 70% serán etapas de arena y dunas y eso será una locura. Normalmente es lo que falta y este año lo recuperamos, dentro de la mala fortuna iremos a un país fantástico para este evento. No fue nuestro deseo y no es una buena noticia, pero es así y hemos tenido que hacer un esfuerzo para desarrollar un Dakar sólo en un país. Tendremos menos etapas, obviamente, esperamos que sean diez etapas pero tenemos que hacer un trabajo de reconocimiento de las pistas y el terreno que empezaremos a partir de ahora.

En 2018 se compitió desde Lima hacia el sur de Perú. ¿En 2019?

Podemos ir hacia el norte, tenemos que estudiarlo con las instituciones de medio ambiente y de cultura para ver las zonas que debemos tomar en cuenta, pero podemos imaginar subir al norte de Lima, lo intentaremos. Hay un calendario de reuniones en las que trataremos estos temas y es cierto que desde Lima hasta la frontera con Ecuador hay una zona desértica muy interesante para descubrir, no es sólo el sur de Perú. Necesitamos algo más de tiempo para evaluar a qué zonas podemos o no podemos ir junto a las autoridades.

¿Cree que este será el recorrido más complicado de hacer desde que el Dakar está en Sudamérica?

No me parece que sea así. La dificultad que veo está en la progresión del nivel de dificultad que vamos a tener en cada etapa. La geografía será muy difícil, las zonas de arena y dunas no son fáciles para los competidores y todos tienen que hacer un gran esfuerzo, son tramos intensos y nuestra dificultad será aplicar en cada etapa un nivel de dificultad concreto para no castigar la competición, no comprimirla. Podemos hacer especiales muy interesantes en el aspecto deportivo para pilotos, copilotos y periodistas. Habrá etapas de alto nivel y calidad.

¿En ningún momento fue viable acabar en Argentina?

Desafortunadamente, en Argentina también hay una política interna de austeridad drástica. Es un contexto global, sucede igual en Chile y pasan por las mismas dificultades económicas y es un periodo duro para la región. Entendemos sus razones de no recibir el Dakar y es una pena, pero no una desgracia. Respetemos sus decisiones, también nosotros tenemos problemas porque las condiciones económicas con tres países o con sólo uno no son las mismas.

Viendo ese contexto de Sudamérica, ¿valoran llevar el Dakar a otras regiones?

Este año tenemos capacidad para producir un Dakar de 10 etapas, de alta calidad, sin problemas. No me preocupa eso, vamos a hacerlo. Pero para el futuro necesitamos saber rápidamente con los responsables de los países como Perú, Bolivia, Argentina y Chile sus sentimientos hacia la edición de 2020. Saber si la tendencia es positiva o no. Eso necesitamos saberlo antes de final de año (2018) porque no podemos repetir esta historia cada año. Prepararemos un calendario de visitas en los próximos meses en cada anfitrión histórico del Dakar, llamar a la puerta y saber si en la edición 2020 tienen interés por recibir al Dakar. Si es que sí, fantástico, podemos imaginar un futuro en el continente y sabemos hacer un Dakar con dos países, con tres, y todos diferentes. Pero necesitamos que haya voluntad de recibir el evento.

Y si no encontraran esa voluntad, ¿pueden irse de Sudamérica?

Sí, desafortunadamente es una opción.

¿Incluso a África?

Sí, mientras llamamos a la puerta de los países de Sudamérica debemos estudiar y preparar el futuro del evento. Hay oportunidades en África y también en Oriente Medio hay cosas que podemos hacer con la apertura de Arabia Saudí. Tenemos contactos allí, enero es el mes más frío en esos países y hay cosas que podemos hacer. Pero antes de arrancar en esa dirección vamos a intentar mantener nuestra presencia en América.

¿Por qué Marc Coma dejó la dirección deportiva al finalizar el rally de 2017?

Con Marc tenemos una excelente relación desde siempre hasta hoy, no hay ningún problema. Él quería cambiar su vida profesional por una decisión personal. Tenemos un grupo de trabajo muy profesional que está desde el Dakar 2009 que seguirá produciendo el libro de ruta, el recorrido y las etapas. Marc era el director deportivo también como portavoz oficial de la parte deportiva, pero no era él quien hacía el libro de ruta, teníamos un equipo que él dirigía, y el equipo existe desde siempre y es cosmopolita. Con argentinos, chilenos, peruanos, franceses, y es el mismo equipo que dirigiré directamente para elaborar el próximo libro de ruta.

¿Y no habrá una nueva cara que le sustituya?

Sí, podemos imaginar alguna, pero de momento todas las caras que tienen más potencial van a competir en la próxima edición del Dakar. Necesitamos encontrar a la mejor persona posible y que esté interesada en tomar este papel y eso no es tan sencillo. Con Marc teníamos una relación excepcional y confianza total, trabajamos mano a mano durante tres años sin problemas y fue un placer compartir la organización del Dakar. Ahora él se fue y en mi equipo hay otras 40 personas, con otros papeles, que están disponibles para ayudarme. Si encontramos un personaje interesante para nosotros, estudiaremos su propuesta.

Por último, ¿espera tener en el próximo Dakar a Carlos Sainz, vigente campeón en coches?

Espero que encuentre otro equipo, Peugeot se marcha pero obviamente quiero tener a Carlos. Hace más interesante la competición en el Dakar, es un piloto de primer nivel y tiene una gran experiencia.

0 Comentarios

Normas Mostrar