MOTOGP | GABARRINI

"Similares en talento, pero Stoner tiene más instinto que Lorenzo"

Cristian Gabarrini, jefe de mecánicos en Ducati, compara al español con el australiano, con el que también trabajó mano a mano.
MotoGP Qatar 2018: carrera en Losail

0
Casey Stoner y Jorge Lorenzo.
Mirco Lazzari gp Getty Images

Es el canguro más rápido de la Tierra y uno de los pilotos más queridos de siempre en Ducati por ser el primero y, de momento, su único campeón en la categoría reina de MotoGP. De los 26 pilotos que han conquistado alguna vez el título máximo, Casey Stoner es el único que lo ha hecho con una Ducati (en 2007). Diez años después otro hombre del equipo italiano luchó por hacerlo, aunque Dovizioso claudicó ante Márquez. A su lado está Lorenzo, un pentacampeón que aspira a volver a serlo e igualar el hito del australiano.

Alguien que trabajó de cerca con ellos, Cristian Gabarrini, compara a Jorge con Casey, y este es su análisis: "Son similares en términos de talento. Ambos nacieron para montar en moto, pero difieren en el carácter y en la forma de enfocar su trabajo. Casey era un piloto instintivo, solo necesitaba algunas curvas para entender algo y no dar muchas vueltas. Jorge usa menos su instinto y confía más en su método de trabajo. Es muy preciso y meticuloso, además de ser muy sensible con los comentarios de la moto".

Por tanto, a ojos de su jefe de mecánicos, ambos son igual de ganadores pero con estilos muy diferenciados, Stoner más instintivo y Lorenzo más metódico. Eso, en la pista, pero ¿cómo son fuera de ella? Pues a Gabarrini le pintaron que trabajar con Lorenzo era más complicado de lo que es en realidad. "Todo el mundo me dijo que trabajar con Jorge iba a ser muy difícil, pero no es cierto. Si le explicas lo que está sucediendo, él escucha el motivo, aunque puede estar de acuerdo o en desacuerdo", asegura en 'Motorsport'.

Lo que sí genera la presencia de Lorenzo en la casa de Borgo Panigale es la presión extra que conlleva tener a un piloto con su historial encima de una moto en la que le cuesta mostrar la velocidad que tiene dentro. "En algunos momentos sentí presión porque teníamos a Jorge con nosotros y los resultados no llegaron, pero eso es parte de nuestro trabajo y también tenemos que liberar al piloto de esa presión", admite Gabarrini. Todos esperan que su segundo año juntos supere a este y, quien sabe, quizá para igualar la gesta de Stoner.