Toni Bou es aún más leyenda: gana su 22º Mundial de Trial

TRIAL

Toni Bou es aún más leyenda: gana su 22º Mundial de Trial

Toni Bou es aún más leyenda: gana su 22º Mundial de Trial

Uno de los mejores Adam Raga del curso le apartó de la victoria en Sokolov, pero ser cuarto le valía para ser campeón y acabó a espaldas de su mayor rival.

Sokolov (R. Checa)

La historia sigue su curso. El 22º título mundial de Toni Bou ya es una realidad tras cumplir con los pronósticos, aunque no del todo… Adam Raga estaba obligado a ganar si quería tener una mínima opción de alargar el duelo por el título hasta el desenlace del Mundial en Italia (Arco di Trento) la semana que viene, y lo hizo. Logró su segunda victoria de la temporada en Sokolov, pero su rival también cumplió con su parte: se situó a su derecha en el podio, en el segundo escalón, cuando le valía ser cuarto. El campeonísimo lo volvía a conseguir.

Un triunfo de ensueño en un escenario de cuento. Frondosos bosques con pinos interminables que envuelven la escena donde transcurre todo, unas escarpadas pendientes con dibujos de rocas imposibles por los que te pensarías dos veces intentar pasar siquiera andando y los mejores del mundo del Trial enfrentan con una soltura pasmosa. A veces, no se puede cruzar la raya de lo imposible y ponen pie en tierra, así que destacar solo está a la altura de los elegidos, y Bou lo ha logrado por undécima vez al aire libre.

Esta vez lo hizo más discretamente de lo que acostumbra. No se le vio en el liderato durante las dos vueltas del recorrido. Su compañero de 19 años, el prometedor Jaime Busto, comenzó marcando el ritmo a bases de ceros hasta la sexta zona. Finalizaría la primera ronda empatado a 18 puntos con Raga, mientras que Bou les seguía a ocho. Luego, en la segunda vuelta Jorge se desdibujó y dejó a Adam solo en el liderato, pero su tercero le sirvió para marcharse a 10 y 12 puntos de Fajardo y Fujinami, los que le pelean el bronce en la clasificación.

Raga completó una segunda vuelta magnífica, con un punto menos que la primera (17, igual que Jeroni Fajardo), y dejando momentos de brillantez como el paso limpio por la sexta zona, la que planteaba el reto más contundente: una subida inverosímil entre barro y rocas que se desplazaban con cada trazada de piloto y que se le atragantó a Toni en sus dos pasos. Detalles de gran piloto los que dejó Raga superando por 17 a su rival, pero la lucha por el trofeo grande premia la regularidad y ahí Bou continúa sin encontrar rival… y ya van once años.

Desde que el Repsol Honda fijó sus ojos en Bou y le dio un sitio en el Mundial no ha hecho más que darles alegrías en forma de dobletes anuales. Y no se anticipa un final temprano a la era que el piloto de Piera está imponiendo en el Trial y que quedará para los restos. Da igual que el 22º llegará desde el segundo puesto y no desde el primero, todo lo que hace es oro, su aura es tal que a su paso los presentes guardan un silencio sepulcral. Saben que están ante algo mágico, pero no imposible, nada lo es para Bou.

0 Comentarios

Mostrar